Consumo

Así es el lavavajillas de Lidl compacto y portátil que no necesita conexión de agua

El nuevo lavavajillas compacto y portátil SilverCrest de Lidl.

El nuevo lavavajillas compacto y portátil SilverCrest de Lidl.

Fregar los platos es un engorro, nadie lo negará. Sin embargo, por espacio o por cuestiones económicas, son muchas las cocinas que no tienen la capacidad de introducir a su inmobiliario un lavavajillas en condiciones que les permita librarse de la tarea del fregado diario y recurrente. 

Además, está demostrado que, al lavar los platos a mano, se gasta mucha más agua que la que utiliza un lavavajillas para limpiar semejante número de enseres culinarios. Por lo que, además del ahorro de tiempo personal, usar un lavavajillas es una forma de preservar los recursos de agua existentes.

Para aquellos que estén cansados de fregar a mano, ya sea por no tener espacio en la cocina o por no poder permitirse gastarse grandes cantidades de dinero, Lidl ha lanzado un lavavajillas portátil que no necesita estar conectado al agua. ¿Cómo? Pues con un depósito rellenable.

El precio de esta herramienta tan útil es de 199,99€, un precio irrisorio al lado del gasto que supone un gran lavavajillas. Además, el espacio tampoco es un problema, ya que ocupa, más o menos, lo mismo que un microondas. Esto tiene su parte buena y su parte mala, ya que, obviamente, la capacidad de almacenar platos, vasos y cubiertos es mucho más limitada que la de un lavavajillas convencional. 

Su manejo se produce mediante una pantalla táctil, lo que lo convierte en un aparato de lo más moderno, y tiene un nivel de ruido de 58 decibelios (dB), un nivel de ruido moderado. 

Además, este novedoso lavavajillas posee cinco programas de limpieza, a saber: intensivo, rápido, ecológico, cristal y menaje de bebés. La temperatura máxima que llega a alcanzar en sus programas es de 70 ºC, nada mal para tratarse de un aparato tan pequeño. En este aspecto, también es importante mencionar que su consumo de agua es de cinco litros por cada ciclo de lavado. 

Con una clase de eficiencia energética G, alcanza un consumo de 40 kWh por cada 100 ciclos con una potencia de 730-860W y una tensión nominal de 220-240 V~ 50 Hz.

Una herramienta muy apañada para pisos de estudiante así como para personas solteras o en pareja. Además, al ser portátil, si el usuario se encuentra de alquiler en algún piso no tiene el problema de tener que dejar su lavavajilla para el uso y disfrute de futuros inquilinos, ya que podrá llevárselo consigo a cualquier sitio. 

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios