Sociedad

El Gobierno compra 37 millones de vacunas contra el virus de la gripe A

  • Trinidad Jiménez afirma que la nueva gripe se está comportando de manera más benigna que la estacional · Sanidad llama a la tranquilidad y reitera que todo está bajo control · Trece personas están graves

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, lanzó ayer un mensaje de "tranquilidad" a los ciudadanos ante la pandemia de la gripe A porque, según subrayó, "la situación está bajo control". De la Vega compareció, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, acompañada de la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, quien informó sobre este nuevo virus, por el que han muerto dos personas en España, 1.034 han resultado contagiadas tras confirmarse ayer 65 nuevos casos. Además, trece de los afectados se encontraban, al cierre de esta edición, en estado grave.

La ministra recordó que la "alerta sanitaria" iniciada el 26 de abril sigue vigente, a pesar de que hasta el momento la gripe A se muestra "más benigna" que la estacional, que todos los años causa 8.000 muertes de manera directa e indirecta. Jiménez insistió en pedir "confianza" a los españoles porque "estamos preparados para responder ante cualquier eventualidad" y señaló que, en la línea de lo estipulado por la OMS, los ciudadanos no tienen que cambiar sus hábitos ni restringir su capacidad de movimiento, acudiendo sin temor a los lugares públicos.

La titular de Sanidad informó de que ha concluido la negociación con dos laboratorios -Novartis y GlaxoSmithKline- para contar en octubre con la vacuna, cuyo coste ascenderá a 266 millones de euros, si bien habrá que esperar a la autorización de la Agencia Europea del Medicamento (EMEA) para que pueda ser distribuida. Para combatir esta enfermedad, se han adquirido 37 millones de dosis de vacunas -dos por persona-, de las cuales 27 se distribuirán a las comunidades autónomas y 10 se mantendrán en la reserva. El Ministerio ha comprado además tres millones de antivirales, que costarán entre cuarenta y cincuenta millones de euros, para incrementar las provisiones de este medicamento.

En 2006, Sanidad adquirió diez millones de estos fármacos para la gripe aviar, de los cuales medio millón constituyen la reserva estratégica destinada al nuevo brote. Jiménez precisó que su departamento está adecuando el protocolo de actuación de los servicios sanitarios ante la eventualidad de que aumente el número de contagios en los próximos meses, algo que, previsiblemente, ocurrirá cuando llegue el frío. En esta línea, trabaja también en la elaboración de planes de contingencia, que se acordarán con los agentes sociales, para saber cómo reaccionar en los ámbitos laborales cuando se detecten casos de gripe A. Para que los ciudadanos estén informados, la ministra anunció una campaña sobre cómo reaccionar ante el nuevo virus, con consejos como incrementar las medidas de higiene

En su comparecencia alabó la labor de los profesionales sanitarios por su "alto nivel de excelencia" y "dedicación", algo que ha mostrado como "garantía" de que "estamos preparados para reaccionar de manera adecuada". Jiménez explicó que en términos generales los pacientes son leves y superan la patología en 36 horas, con el uso de antipiréticos y antitérmicos.

En cuanto a las poblaciones de riesgo, reiteró que todavía no se han definido los colectivos a los que se inyectará la vacuna, si bien apuntó que los niños menores de dos años, las embarazadas y quienes sufren patologías previas son hasta el momento los más vulnerables. Tanto De la Vega como Jiménez recalcaron que el Gobierno está actuando con total "control, rigor y transparencia" informativa. El Ministerio y las autonomías celebrarán diversas reuniones para seguir la evolución de la infección para "no bajar el nivel de control".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios