enfermedades infecciosas

El riesgo por un brote del virus del ébola vuelve a inquietar a la OMS

  • La organización moviliza sus dispositivos en República Democrática del Congo siguiendo el plan que ya tuvo éxito el año pasado para responder a un brote similar de la enfermedad

La OMS colabora con otros asociados, entre ellos, Médicos Sin Fronteras. La OMS colabora con otros asociados, entre ellos, Médicos Sin Fronteras.

La OMS colabora con otros asociados, entre ellos, Médicos Sin Fronteras. / archivo

El Gobierno de la República Democrática del Congo (RDC) ha declarado un nuevo brote de enfermedad por el virus del Ébola (EVE) en Bikoro (provincia de Équateur), después de que las pruebas de laboratorio hayan confirmado dos casos de EVE.

El Ministerio de Salud de la RDC informó a la OMS de que las muestras de dos de cinco pacientes han dado positivo para la EVE en pruebas realizadas en el Instituto Nacional de Investigaciones Biomédicas de Kinshasa. Se están obteniendo más muestras para análisis.

La OMS está colaborando estrechamente con el Gobierno de la RDC para ampliar rápidamente sus operaciones y movilizar a los asociados siguiendo el exitoso modelo utilizado para responder a un brote similar de EVE registrado en 2017. "Nuestra principal prioridad es llegar a Bikoro para trabajar junto con el Gobierno de la República Democrática del Congo y nuestros asociados con el fin de reducir la pérdida de vidas y los sufrimientos relacionados con este nuevo brote de enfermedad del virus del Ébola", dice el doctor Peter Salama, director general Adjunto de la OMS para Preparación y Respuesta ante Emergencias. "La colaboración con los asociados y la respuesta pronta y coordinada serán fundamentales para contener esta enfermedad mortal".

El primer equipo multidisciplinario, formado por expertos de la OMS, Médicos Sin Fronteras y la División Provincial de Salud, ha viajado ya a Bikoro para reforzar la coordinación y las investigaciones. Hace menos de un mes Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS, explicó que estaba viviendo "una situación preocupante, pero ahora tenemos mejores herramientas que nunca para combatir el ébola", ha explicado . "Estamos tomando medidas decisivas para detener la propagación del virus".

Bikoro está situado en la provincia de Équateur, a orillas del lago Tumba, en el noroeste del país, cerca de la República del Congo. Todos los casos han sido notificados por el centro sanitario de Ilkoko Iponge, a unos 30 km de Bikoro. Los centros sanitarios de Bikoro tienen un funcionamiento muy limitado y dependen de organizaciones internacionales para el suministro de materiales que a menudo se agotan. "Sabemos que para hacer frente a este brote será necesaria una respuesta integral y coordinada. La OMS colaborará estrechamente con las autoridades sanitarias y los asociados para apoyar la respuesta nacional. Obtendremos más muestras, rastrearemos los contactos, involucraremos a las comunidades con mensajes sobre prevención y control, y pondremos en práctica métodos para mejorar la recopilación y el intercambio de datos", dice la Dra. Matshidiso Moeti, Directora Regional de la OMS para África.

Este es el noveno brote de EVE en la RDC desde el descubrimiento del virus en el país en 1976. En las últimas cinco semanas ha habido en Ilkoko Iponge y sus alrededores 21 casos sospechosos de fiebre hemorrágica vírica, 17 de ellos mortales.

"La OMS colabora estrechamente con otros asociados, en particular Médicos Sin Fronteras para garantizar una respuesta sólida en apoyo del Gobierno de la República Democrática del Congo que prevenga y controle la propagación de la enfermedad desde el epicentro de la Zona Sanitaria de Ilkoko Iponge y salve vidas", afirma el doctor Allarangar Yokouide, Representante de la OMS en la RDC.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios