puertodelcalatraveño

El mal trago del paseíllo judicial

  • La declaración ante el juez de los investigados por el presunto amaño de las oposiciones a bombero deja el caso en un momento decisivo: o continúa adelante o hay carpetazo

Dolores Amo, en su llegada a la Ciudad de la Justicia, tras el concejal de Benamejí Miguel Ángel Sánchez. Dolores Amo, en su llegada a la Ciudad de la Justicia, tras el concejal de Benamejí Miguel Ángel Sánchez.

Dolores Amo, en su llegada a la Ciudad de la Justicia, tras el concejal de Benamejí Miguel Ángel Sánchez. / jordi vidal

La instrucción judicial abierta por el presunto amaño de las oposiciones a bombero en la Diputación de Córdoba vive unos días decisivos. A la declaración ante el juez de algunos de los principales investigados, como el gerente del Consorcio Provincial de Prevención y Extinción de Incendios, Juan Carandell, y la vicepresidenta del organismo y número dos del PSOE cordobés, Dolores Amo, le seguirá los próximos miércoles y jueves, 6 y 7 de junio, la comparecencia de los opositores sospechosos de participar en la trama.

Poco ha trascendido de cómo transcurrieron los interrogatorios del jueves y el viernes, más allá de que se negó la mayor y de que, según fuentes de la acusación, a Amo le vinieron "recuerdos parciales" ante según qué cuestiones. Todo según el guión ya esbozado en semanas anteriores y que la vicepresidenta ya avanzó en el Pleno de mayo de la Diputación de Córdoba a preguntas del grupo del PP.

Poco ha trascendido de los interrogatorios, más allá de que todos negaron la mayor

Esto es, que el proceso de selección respetó "todas las garantías legales", siempre según "los principios constitucionales de igualdad, mérito y capacidad"; que "nunca" convocó ni fue convocada "a ninguna reunión con el colectivo de bomberos interinos"; que tampoco se ha "sentado a hablar con ellos del proceso selectivo"; que las modificacione que se hicieron de las bases no fueron recurridas, o que el solo hecho de pensar que se estableciera una señal -tocarse la oreja- para que el tribunal aprobara a determinados candidatos en la agotadora prueba práctica ya puede parecer algo "surrealista".

A las puertas de la Ciudad de la Justicia, donde esperaban los fotógrafos, se revivieron el jueves y el viernes los ya conocidos clichés que todo periodista de tribunales ha experimentado en primera persona, sea quien sea el investigado, cargo público, empresario o delincuente común. Incómodos silencios, sonrisas tirantes -como aquellas que aconsejaba Isabel Pantoja al exponerse ante los paparazzi- y algún que otro obstáculo para los fotógrafos, como la surrealista idea de intentar parapetar a Dolores Amo tras el concejal de Cultura de Benamejí, el socialista Miguel Ángel Sánchez, en el paseíllo hacia el juzgado de guardia. Allí tuvo lugar la declaración por tener estas dependencias una capacidad superior a las de instrucción, pues el elevado número de abogados intervinientes así lo aconsejaba.

Si en el mutismo cayó la número dos del PSOE -tal vez por recomendación letrada-, igual de callado llegó y se marchó el alcalde de Priego de Córdoba, José Manuel Mármol. O incluso más. El también senador, que a las pocas horas de trascender en los medios de comunicación que estaba siendo investigado por su presunta implicación en el supuesto amaño colgó en Facebook un mensaje exculpatorio, ha optado desde entonces por dar la callada por respuesta. Y no actuó de manera distinta el viernes, cuando incluso al término de su comparecencia optó por utilizar una puerta diferente a aquella en la que esperaban los medios de comunicación para evitar el mal trago de las cámaras.

Mármol, aforado por su responsabilidad como senador, quiso declarar de manera voluntaria ante el juez instructor, el magistrado José Luis Rodríguez Lainz, para así acortar el calvario judicial y defender su inocencia lo antes posible. Eso sí, aunque estaba citado para el jueves, su interrogatorio se aplazó al viernes excusando sus responsabilidades como regidor. Y es que el jueves se celebraba el Corpus en Priego de Córdoba, fiesta local en este municipio de la Subbética.

La declaración de los investigados continuará esta semana entrante con los bomberos supuestamente implicados en la trama, y a quienes en el auto se les acusa de compincharse con la cúpula del Consorcio para conseguir alguna de las 54 plazas en juego. Hasta el momento, el instructor contaba únicamente con la versión de los denunciantes y de determinados testigos que en su momento fueron llamados a declarar por la Policía Nacional, pero no en sede judicial, por lo que Rodríguez Lainz tendrá en su mano al fin las dos versiones, que se antojan opuestas, absolutamente contradictorias. Será el momento entonces de decidir si la causa sigue adelante ante la existencia de indicios o si, en un tiempo casi récord, le da carpetazo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios