Patrimonio

La Lista Roja del Patrimonio ya incluye diez enclaves en la provincia de Córdoba

  • La organización alerta del mal estado de conservación de la ermita de la Caridad de Fernán Núñez, en riesgo de derrumbe, y de dos bienes de Montilla, el Parador y la Huerta de San Lorenzo

El Parador de Montilla, al pie de la N-331. El Parador de Montilla, al pie de la N-331.

El Parador de Montilla, al pie de la N-331. / El Día

La Lista Roja del Patrimonio, o del sonrojo. Así podría denominarse el informe que puntualmente actualiza la Asociación Hispania Nostra con el fin de dar a conocer y proteger enclaves culturales y naturales de todo el país y que, por distintas circunstancias, se encuentran en abandono y en peligro. Este informe incluye espacios no solo de titularidad pública y los mantiene activos en sus estudio hasta que se acometen las actuaciones necesarias para su recuperación y preservación. Córdoba está también presente en este listado, si bien es cierto que no destaca en exceso si se compara con otras provincias de Andalucía.

No obstante, sí llama la atención que, en lo que va de año, Hispania Nostra ha realizado tres anotaciones en la Lista Roja del Patrimonio que afectan a la provincia, que de esta manera cuenta ya con diez enclaves que se encuentran en serio riesgo. Uno de los aspectos a destacar es que Córdoba llevaba ya más de dos años sin variaciones en este estudio, pero en el primer semestre de este 2019 se han calificado tres sitios más en riesgo.

El primero de ellos fue incluido en marzo y se refiere a la Huerta y el Arco de San Lorenzo, en Montilla. Según Hispania Nostra, se trata de un sitio histórico protegido como Bien de Interés Cultural (BIC), pero cuyo estado de conservación es de “en ruinas”, lo que ha llevado al colectivo a incluirlo en su listado por “su situación de abandono y riesgo de derrumbe”. En su ficha, el colectivo expone que la fundación del convento franciscano de San Lorenzo de Montilla se remonta a 1512, a las disposiciones testamentarias de don Pedro Fernández de Córdoba, primer marqués de Priego, y su construcción debió estar concluida a fines del primer tercio del siglo XVI, época de esplendor de la ciudad. Añaden que se trata de un espacio de propiedad privada, “pero el inmueble sigue abandonado”.

El arco plateresco de la Huerta de San Lorenzo, en ruinas. El arco plateresco de la Huerta de San Lorenzo, en ruinas.

El arco plateresco de la Huerta de San Lorenzo, en ruinas. / El Día

El segundo enclave incluido en el estudio este año ha sido la ermita de la Caridad de Fernán Núñez, también en la Campiña Sur. En este caso, la asociación justifica que se incluya en la Lista Roja con el argumento de que el estado de conservación del edificio “es muy deficiente”. La construcción muestra “graves daños estructurales, observándose los más graves en las techumbres al exterior, y en la bóveda y la cúpula interior. Los daños en los muros también son visibles, permitiendo la entrada de humedad y aves que perjudican la conservación del edificio. En conjunto, el templo posee un enorme riesgo de derrumbe, con la consecuente ruina del mismo”.

El tercero de los enclaves anotado este año se ubica también en la zona Sur de Córdoba. Se trata del Parador de Montilla, que fue incluido en la lista hace menos de dos meses. En este caso, la asociación justifica su inclusión en que “se encuentra al borde del colapso, con especial preocupación en la cubierta principal, con riesgo inminente de derrumbe, lo cual afectaría tanto al tejado, como a la cimentación y a los muros de apoyo del edificio. Este edificio conforma un lugar emblemático para los vecinos de Montilla, por lo que merece la pena ser rescatado antes de que los daños sean irreparables”.

También alertan de que el edificio está “en pésimas condiciones de conservación. Se encuentra prácticamente en ruinas y ha sufrido varios derrumbes en los últimos años que afectan a la estabilidad de la estructura”.

El palacio de la Isabela, en Alcolea, en peligro

En cuanto al resto de espacio de la Lista Roja en Córdoba, muchos de ellos llevan ya varios años incluidos, si bien en algunos casos sí se están acometiendo labores de restauración y recuperación. Así, a estos tres nuevos se unen el palacio de la Isabela, localizado en la barriada cordobesa de Alcolea y que presenta un “deterioro progresivo, vandalismo, expolio”; la ermita de la Consolación de Bujalance, que está “en grave riesgo de derrumbe”; el castillo de Dos Hermanas de Montemayor, del que se alerta de la “pérdida total” de la fortaleza, además de “daños al yacimiento por el expolio y por la agricultura intensiva”; y las alcubillas de la capital, que presentan “hundimiento y, sobre todo, derribo” como ha ocurrido con otras construcciones similares de la capital.

Otro de los edificios incluido es la torre de Arias Cabrera, en el término municipal de Córdoba, que tuvo una importante restauración a finales del siglo XIX por su propietario, Ricardo Martel Fernández de Córdoba, IX conde de Torres Cabrera, si bien ahora está en situación de deterioro. En cuanto al convento de los Cinco Mártires de Marruecos de la capital, Hispania Nostra señala en su estudio que está “abandonado, en ruinas y sometido a usos indebidos”. El último de los enclaves de la Lista Roja es el Castillo de Belalcázar, en fase de restauración por parte de la Consejería de Cultura, pero que sigue presentando un notable deterioro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios