puente genil

Los delitos registrados en la ciudad descienden un 20% durante el primer semestre

  • El operativo policial que se organizará para la Feria Real será similar al de la edición de 2017

Asistentes a la junta de seguridad local de Puente Genil. Asistentes a la junta de seguridad local de Puente Genil.

Asistentes a la junta de seguridad local de Puente Genil. / j. m. cabezas

El número de hechos delictivos registrados en Puente Genil se ha reducido en un 20% durante el primer semestre del año en comparación con los mismos datos del pasado ejercicio. Así lo puso de manifiesto ayer el capitán de la Guardia Civil, Antonio Quijano, al término de la junta local de seguridad, una reunión que contó con la presencia del alcalde, Esteban Morales (PSOE), y del secretario general de la Subdelegación del Gobierno, Juan Manuel de Siles, y en la que se abordó el operativo especial que las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado desarrollarán en la Feria Real.

Quijano explicó que el descenso ha sido consecuencia del incremento de la actividad policial, lo que ha permitido detener a un 17% más de personas que el año pasado, constatándose también un incremento de denuncias, que alcanzan prácticamente el doble que las se contabilizaron durante el primer semestre de 2017. Con respecto a la tipología de los delitos, señaló que "lo que más se registran son delitos contra el patrimonio, robos con fuerza en las cosas, robos en comercios y también en viviendas, aunque también es verdad que esos son los que han experimentado un mayor descenso, en torno al 60% respecto a 2017". "Se han esclarecido más delitos que el año pasado y, por eso, han aumentado los detenidos", dijo.

De cara a la Feria Real, Quijano indicó que todavía se está a la espera de concretar el número de efectivos de la Unidad de Seguridad Ciudadana de la Guardia Civil que complementarán el dispositivo de seguridad para este acontecimiento, si bien precisó que, en todo caso, el operativo no diferirá demasiado del establecido el año pasado. "Por lo que prevemos, los días más fuertes serán el de la noche del 14 de agosto y muy posiblemente el fin de semana; el dispositivo está concebido con la idea de evitar que se produzcan conflictos graves", dijo.

El concejal de Seguridad, Francisco Morales, señaló que, al igual que en años anteriores, habrá una comisaría permanente de la Policía Local junto a la Caseta Municipal y la zona destinada a Cruz Roja, con el fin de atender las posibles incidencias que pudieran darse en el interior del ferial y sus alrededores, e indicó que durante los días de feria está previsto que a las siete de la mañana cese cualquier actividad en el Real. Recordó que está totalmente prohibida la realización del botellón en el interior del mismo, y anunció que los agentes estarán muy vigilantes ante posibles casos de consumo de estupefacientes y venta de alcohol a menores. "Para el control de sustancias psicoactivas contaremos con el refuerzo de la unidad canina, y también mantendremos la medida de repartir pulseras identificativas a los menores cuyas familias así lo deseen, al objeto de facilitar su localización en caso de que se pierdan", indicó el concejal, quien también destacó que el recinto ferial será espacio cardio-protegido al contar con un desfibrilador semiautomático.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios