fuente obejuna

La Fundación Cuenca Minera del Guadiato se moviliza contra el desmontaje del pozo María

  • La entidad ultima un manifiesto al que confía que se sumen municipios mineros de toda España

Comentarios 0

La Fundación Cuenca Minera del Guadiato expresó ayer su "preocupación" y su "más absoluto rechazo" a la demolición de las instalaciones del pozo María, avanzada ayer por El Día. Ubicada en el término municipal de Fuente Obejuna, ésta fue la última mina de interior que se cerró en la comarca, en 2005. La presidenta de la fundación, María del Carmen García, mantuvo ayer un encuentro con alcaldes de la zona para analizar la situación de esta infraestructura, toda vez que la empresa propietaria, Encasur, ha puesto en venta las instalaciones y ha solicitado autorización al Ayuntamiento mellariense para desmontar las instalaciones.

García avanzó que desde su entidad ya han iniciado una serie de gestiones para intentar frenar estas actuaciones y entre las que se encuentra la elaboración de un manifiesto al que pretende que se adhieran no sólo los ayuntamientos de la zona, sino de otras comarcas mineras del país y organizaciones culturales. García también hizo un llamamiento público a la ciudadanía para que se adhiera a esta reivindicación.

La presidenta avanzó que, además, están preparando un proyecto de gestión integral del patrimonio minero industrial y ferroviario de la comarca en el que la Sociedad para la Defensa del Patrimonio Geológico y Minero, miembro del patronato, tendrá "una importante colaboración".

El pozo María está a la venta por 530.000 euros. Se trata de un terreno no urbanizable ubicado en plena carretera N-432, a la altura del kilómetro 187. La superficie, según el registro, es de 78.470 metros cuadrados y, según el catastro, de 80.014 metros cuadrados. El anuncio inmobiliario, subido a internet el sábado 27 de febrero, detalla que sobre el terreno hay construidas una serie de edificaciones, "actualmente sin uso", que suman un total de 4.420 metros cuadrados.

La primera medida adoptada por el Ayuntamiento de Fuente Obejuna ha sido solicitar una reunión con Encasur para abordar el asunto e intentar que no se produzca el desmantelamiento de la infraestructura, que supondría perder uno de los restos arquitectónicos mineros más señeros de la comarca. La alcaldesa, Silvia Mellado (PSOE), ya avanzó que están estudiando qué tipo de figura de protección se le podría aplicar a estas instalaciones mineras para evitar su desmantelamiento, entre ellas la de Bien de Interés Cultural (BIC). En este sentido, el Ayuntamiento está pendiente de que la Junta de Andalucía concrete si este reconocimiento sería posible o si existe alguna otra figura que evite el desmantelamiento.

En el año 2012, la empresa Encasur cerraba definitivamente las instalacione sdel pozo María, que había abierto a principos de la década de los 90 y había sido el úlitmo en construrise en la ocmarca. Desde el punto de vista patrimonial, el pozo dispone de un castillete singular y único en España, ya que contiene una polea denominada Koeppe. Se conserva en la sala de máquinas. A unos cien metros del pozo María se encuentra su pozo auxiliar, de retorno de ventilación. El castillete, de más modestas proporciones, está revestido de una carcasa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios