cabra

Finaliza la restauración del Paseo tras cinco años de intervenciones

  • El Ayuntamiento ha invertido 600.000 euros en las obras con la ayuda de otras administraciones

Unos niños corren por una de las calles de los jardines. Unos niños corren por una de las calles de los jardines.

Unos niños corren por una de las calles de los jardines. / a. j. roldán

El Ayuntamiento de Cabra ha organizado una visita guiada para marcar el fin de los trabajos de restauración integral que se han desarrollado durante el último lustro en el Parque Alcántara Romero, conocido en la localidad como el Paseo. Un jardín romántico creado en el segundo tercio del siglo XIX que ha sido sometido a un proyecto dividido en cuatro fases con objeto de devolverle su esplendor pasado ante el estado que venía presentando durante la última década y que hasta entonces había recibido intervenciones menores a distintos niveles que, a la postre, no dieron los resultados esperados.

Para ello, desde la primavera de 2013, el Consistorio ha dedicado partidas económicas procedentes de planes como el Profea, subvenciones específicas de la Diputación de Córdoba -como la destinada a la reposición del pavimento de albero- y también fondos propios para adaptar este pulmón verde del municipio a los nuevos tiempos, sin obviar algunos guiños a su pasado más brillante.

Para ello, se han desarrollado trabajos como la reintegración de vegetación primitiva y autóctona que había, eliminando aquellas especies que entorpecían el crecimiento, mantenimiento y sostenibilidad botánica del parque, o la incorporación de mejoras destinadas a dar realce a los diferentes espacios de que consta, como la colocación de adoquinado para delimitar la zona blanda -de paso- con los diferentes parterres, o el refuerzo de estas divisiones con setos perimetrales. Igualmente, durante este periodo se consiguió su declaración como Bien de Interés Cultural (BIC), algo que contribuye a incrementar el valor dE este recinto que forma parte indisoluble de la vida de los egabrenses, otorgándole de paso mayor presencia en el plano turístico como un reclamo más de la oferta del municipio de la comarca de la Subbética.

Ya, en la última fase del proyecto, también se le dotó de una nueva red de alcantarillado que cuenta con 26 imbornales a lo largo de todo el parque al objeto de captar y reconducir las aguas procedentes de la lluvia o el baldeo hacia tres colectores, centralizados en uno de los márgenes del recinto. Algo que podría solucionar los problemas de escorrentías que en los últimos tiempos se han venido registrando en caso de fuertes precipitaciones, cuando el parque evacuaba grandes cantidades de agua mezclada con albero hacia las calles Antonio Povedano y Priego. A ello también siguió la nivelación de las diferentes calles del Paseo para canalizar las aguas hacia las rejillas.

Todo este conjunto de actuaciones ha supuesto una inversión superior a los 600.000 euros, que podría considerarse muy superior si se tienen en cuenta otras actuaciones previas desarrolladas desde 2008, como el cerramiento del recinto bajo el mandato municipal de la socialista Dolores Villatoro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios