Diputación

Expomiel saca su lado más reivindicativo

  • Los productores alertan de la elevada mortandad de las abejas, que llega al 30%

  • La muestra cuenta con la participación de una veintena de expositores

Varias personas visitan el expositor de Palabra de Miel, en Expomiel. Varias personas visitan el expositor de Palabra de Miel, en Expomiel.

Varias personas visitan el expositor de Palabra de Miel, en Expomiel. / Juan Ayala

"Esta campaña es la peor de los últimos 20 años". Así de tajante se ha mostrado el gerente de Miel Sierra Montoro, Lorenzo Ruiz, un histórico apicultor de Córdoba que participa en la edición número 23 de la feria Expomiel, que se celebra hasta el domingo en el palacio de la Merced, sede de la Diputación de Córdoba.

Una muestra en la que se pueden encontrar casi todo tipo de mieles, como la de castaño de Trassierra que se puede comprar en el expositor Palabra de Miel, que regenta María Leonor Juliá y que participa por primera vez en la feria, en la que este año se dan cita una veintena de expositores. "Cuando la gente prueba nuestras mieles repite", ha asegurado.

Otra de las mieles es la de lavanda silvestre, una de las nueves que comercializa Apícola Cordobesa y que, según ha contado su responsable, Juan Arribas, la obtiene tras llevar sus colmenas a la Sierra Sur de Jaén. A estas dos se suma, por ejemplo, la "mielhojas, una especie de mermelada con miel y frutas o miel con cacao cien por cien", que se puede encontrar en Lora Miel. 

Gran parte de la elevada mortandad de las abejas -se eleva al 30%- se debe, según ha explicado el gerente de Miel Sierra Montoro, a la llegada de la varroa, un ácaro que se instaló en España desde la Isla de Java allá por la década de los 80 del pasado siglo y que hace que estos insectos se debiliten y acaben muriendo. Ruiz asegura que se lucha contra ellos, pero "con productos de hace 40 años, que no los mata". 

El cambio climático es otra de las causas de que la producción de miel en Córdoba haya mermado esta campaña y lo Ruiz lo ha cuantificado: "Una colmena produce entre 17 y 18 kilos de miel, y este año ha sido de cuatro o cinco kilos". Ante la falta de lluvia, ha indicado, "hemos tenido que poner las colmenas al lado de los ríos para que tengan agua". 

Los pilares del sector

Quien también ha mostrado su lado más reivindicativo en la inauguración de la feria de la miel ha sido el responsable del sector apícola de COAG Andalucía, Antonio Vázquez, quien ha recordado que el sector se basa en tres pilares. 

Una de ellos es la producción. Al respecto, ha comentado que la apicultura es "la ganadería que más sufre el cambio climático, lo que ha provocado que la cosecha se reduzca y que apenas haya habido floración". El segundo de estos pilares es el sanitario y, de nuevo ha citado a la elevada mortandad de las abejas por el ácaro, que "cada vez es más difícil de combatir". 

El precio, por su parte, es el tercer eje en el que este sector se sustenta. Así, Vázquez ha indicado que aunque la producción ha caído un 30%, "los precios no son buenos y se vende un euro por debajo del coste de producción". En esta línea, ha advertido de que un 20% de los productores tienen ya la las colmenas en venta, lo que va a provocar que las familias se queden sin trabajo. 

El líder de COAG también ha hecho referencia a los problemas del etiquetado que se siguen manteniendo y que genera problemas en el sector. "Vamos a luchar por el campo y a defenderlo", ha subrayado-.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios