Las Tendillas

La memoria: ¿Es evaluable? (Y III)

Las "consecuencias" de una evaluación en función de "la memoria" nos parecen tan indeseables como evitables

En nuestra "opinión" del sábado pasado, hemos tratado de documentar -aunque de forma muy abreviada- el "porqué" atribuimos a "la memoria" la condición de no evaluable en el ámbito del sistema educativo. Nos resta por efectuar análisis de otros elementos:

a. Cómo saber si lo "evaluado" ha sido… "Los conocimientos, aptitudes y rendimiento del alumno"; o si -por el contrario- ha sido "la memoria".

b. Consecuencias de una evaluación en función de "la memoria".

c. ¿Cómo evitar el evaluar "la memoria"?

Incurrimos en evaluación de "la memoria" cuando la persona objeto de examen (Juan en adelante) es evaluada positivamente porque -a juicio del docente- contestó, correctamente, a la pregunta formulada. Pero ignorando -en su totalidad- el contenido de su respuesta. A título de ejemplo, aludimos al supuesto siguiente:

A Juan se le ha formulado la siguiente pregunta: "¿Qué es un verbo transitivo?" Y Juan respondió: "Es el que se construye con complemento directo".

La contestación nos parece acertada (y mejorable). En consecuencia, el docente tiene que valorarla positivamente, con la calificación que juzgue adecuada.

Queda por ver si -en el supuesto al que nos referimos- la dicha "Respuesta" es fruto de "la memoria" o es resultado de un aprendizaje en condiciones. Comprobamos:

Si la persona objeto de examen sabe qué es un "verbo", y qué significa "transitivo", y qué es un "complemento directo"; podremos afirmar que -con toda seguridad y acierto- el docente ha evaluado "los conocimientos".

Pero si la persona objeto de examen, ignorase la significación de los términos por él utilizados, procedería concluir:

Que -en este supuesto- la… "evaluación" se efectuaría en función de "la memoria". Porque ignora en su totalidad el significado de lo que ha contestado en el examen, en tanto que desconoce el significado de todos y cada uno de los términos por el mismo utilizados. Se desprende, además, que por las razones que no viene al caso explicar, es lo cierto que Juan ha pretendido conocer sobre "Qué es un verbo transitivo" sin los conocimientos previos necesarios. Y ello resulta tan imposible come la construcción de una casa empezando por el tejado.

Queda por ver las "consecuencias" de una evaluación en función de "la memoria". Pero -en todo caso- nos parecen tan indeseables como evitables, según nos proponemos razonar.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios