EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Mujeres de alquiler

Parece obvio que ninguna mujer asumiría la gestación de un bebé que no es suyo por gusto o por altruismo

Se denomina gestación subrogada, que es una forma de camuflarlo con dos palabras confusas. En la práctica, consiste en alquilar el vientre de una mujer para que realice la gestación de un bebé que no es suyo, sino de otra pareja, o de alguien ajeno. A cambio, se le paga una contraprestación económica, pues evidentemente ninguna mujer va a pasar por ese trago, por la cara, y con los gastos que origina. Un partido, Ciudadanos, ha propuesto que se legalice este procedimiento, adornándolo con matices para disimular. Cuenta con la oposición de la Iglesia y las feministas (lo que garantiza que no será aprobado); pero también con el rechazo de otros partidos que lo ven impresentable desde una ética elemental, incluso primitiva.

Como ya no se puede comprar a los bebés, alquilan a una madre directamente. Esa actitud es denigrante. El argumento del derecho de la mujer a decidir sobre su cuerpo es discutible cuando afecta a otros, y asimismo valdría para legalizar la prostitución. Hay mafias de proxenetas que obligan a mujeres a prostituirse. Y en el Tercer Mundo también hay mafias de vientres de alquiler. "Granjas de mujeres en Ucrania", dijo Pablo Iglesias. En los barrios más marginales de nuestras ciudades podrían surgir, a pesar de las condiciones de renta mínima que plantea la proposición para legalizarla. Si se practica voluntariamente, o no, es importante. Pero parece obvio que ninguna mujer asumiría la gestación de un bebé que no es suyo por gusto, o por simple altruismo. Lo haría por necesidad, y puede que en condiciones vergonzosas.

Es curioso que Albert Rivera y los suyos hayan planteado esto (que no comparten muchos votantes de Ciudadanos), en vez de proponer medidas que favorezcan la natalidad convencional en España. Es decir, ayudar a las parejas que quieran tener hijos, por su cuenta, sin alquilar a otras mujeres. España figura como el tercer país con más esperanza de vida del mundo (sólo superado por Japón y Singapur) y es el primero de Europa. Un país donde habrá más mayores de 80 años que niños menores de 15. Con una pirámide deformada de población, que hace insoportable el Estado del Bienestar y las pensiones a medio plazo.

Eso lo sabemos, pero se olvida. Se habla más de la consulta pirata de Puigdemont, del encuentro locuaz de Rajoy y Sánchez, o de las pamplinas veraniegas de Podemos. Y se sugiere el alquiler de mujeres, para que asuman "con altruismo y garantías" una maternidad que no es la suya.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios