Análisis

la gloria de san agustín

Huelgas y mujeres

Esta semana pasada hemos visto tela de nenes en las calles por eso de la huelga que ha habido, que no yo no sé muy bien por lo que ha sido, pero por lo visto hay mucha gente que no está conforme en cómo se están haciendo las cosas en los colegios. Aunque eso no es nuevo, que la educación siempre ha sido un asunto complicado, en el que parece que los políticos nunca se pondrán de acuerdo.

Yo apenas recuerdo mis días en el colegio porque la verdad es que fui poco, menos de lo que me habría gustado y no saben lo que me arrepiento. Porque mis padres quisieron que yo siguiera, pero yo no sé lo que se me pasó por la cabeza, pero le cogí una manía que no veas, un suplicio. Y es que con los estudios pasa una cosa que tiene su aquel, y es que los chavales tienen que escoger cosas muy importantes para su futuro cuando todavía son demasiado jóvenes y a lo mejor no tienen todavía la cabeza como deben, que eso nos ha pasado a todos. Que si las cosas las decidiéramos de más mayores, pues eso, a lo mejor acertábamos más, digo yo. Pero las cosas son como son y así hay que aceptarlas, lo queramos o no. También hay huelgas y manifestaciones por el día de las mujeres, y me parecen pocas todas las que se hagan y lo digo de verdad, con la boca llena. Que las mujeres lo han pasado nada más que regular, todavía muchas lo pasan fatal, y se lo merecen todo, que no es más que tener lo mismo que los hombres.

Yo no puedo entender porque hay tantos hombres que se escandalizan cuando escuchan a las mujeres, que es lo mismo que haríamos nosotros si estuviéramos en el lugar de ellas, ni más ni menos. Eso es así, y es lógico que lo pidan, porque lo que es justo es justo y no tiene mayor discusión. Yo estos días me acuerdo mucho de mi madre, que es la mejor persona que he conocido en mi vida, la mejor, y de todo lo que hizo por mí. Yo creo que mi madre hubiera sido una eminencia en lo que se hubiera propuesto, pero no la dejaron, que en esos años las mujeres tenían todo decidido, y no por ellas, precisamente. Pues eso es bueno y es justo que ahora ellas lo decidan todo, y que nosotros, los hombres, entendamos que son iguales que nosotros, y no digo de aspecto, de oportunidades. En fin, que hay que subirse en los nuevos tiempos, que todo lo demás no tiene sentido y siempre va en contra de alguien.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios