Alberto Rodríguez. cineasta

"Estamos en un tiempo de cambio total en la televisión"

  • El director presenta la proyección de la primera temporada de 'La Peste', que se podrá disfrutar esta semana en la Filmoteca de Andalucía

El director Alberto Rodríguez, ayer, en la Filmoteca de Andalucía. El director Alberto Rodríguez, ayer, en la Filmoteca de Andalucía.

El director Alberto Rodríguez, ayer, en la Filmoteca de Andalucía. / jordi vidal

"Estoy encantado de que se vaya a disfrutar en pantalla grande con la calidad que sé que va a tener la proyección", afirmaba Alberto Rodríguez, director de La Peste, antes de la presentación del primer episodio de la serie en la Filmoteca de Andalucía. Los seis capítulos de la primera temporada podrán verse esta semana en la propia Filmoteca, ámbito que el cineasta considera idóneo para apreciar todos los aspectos de la producción, dando la oportunidad de valorar el cuidado trabajo de todo el equipo. Aún así, la serie ha sido concebida para su consumo en plataformas online, sobre lo que Rodríguez señala que "estamos en un tiempo de cambio total en la televisión como la conocíamos". "Espero que no desaparezcan las salas de proyección y se mantenga la experiencia colectiva que es el cine", aclara, ya que lo considera parte de su magia, aunque también apunta que "las cosas están aún por definirse, tal vez se está produciendo demasiado contenido y la gente no tiene tiempo de apreciarlo todo".

Su papel en la segunda temporada de La Peste será mucho más reducido ya que sólo dirigirá dos episodios. Tras ello, espera realizar de nuevo un largometraje, aún por definir, pero explica que "ahora mismo estoy muy obsesionado con el futuro y los años que nos esperan". Además, incluir rincones de Córdoba entre futuras localizaciones es una idea que se puede materializar: "nos hemos quedado fascinados con la ciudad y la arquitectura, ojalá grabemos algo aquí".

Alberto Rodríguez ha dirigido películas como 7 Vírgenes, La isla mínima o la reciente El hombre de las mil caras, sobre las que ha recibido críticas de distintos tipos. Al respecto, comenta que "es bueno que la gente se forme y haga críticas de cine. Una mala crítica es difícil de encajar, es humano, pero me dura un día como mucho". Reconoce que está acostumbrado a los comentarios que no se refieren a lo cinematográfico, como el uso de acentos, que para él derivan de "lo poco hecho que está el espectador al audio que no es doblaje, aunque las nuevas generaciones están más acostumbradas al sonido real del cine porque consumen más versión original".

Respecto a esta nueva concepción del mundo audiovisual explica que " se está desarrollando un nuevo gusto por el cine, la gente está más preparada y el acceso es más fácil". A su vez, opina que el séptimo arte necesita más apoyo de la televisión pública y que queda "todo por hacer" en el ámbito cultural del país, aunque afirma que "por suerte hay gente dispuesta a ver mucho cine y a leer, que considero que es la mejor forma de aprender". Aunque no es cercano a las producciones cordobesas, elogia el intento por crear proyectos nuevos, ya que cree primordial "poner las cosas en práctica para ver los fallos" y desarrollarse a nivel artístico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios