EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Cultura

La bestia más delicada

Con sólo cuatro ediciones a sus espaldas, y una quinta en ciernes, el Premio Internacional de Novela Gráfica FNAC-Sins Entido, patrocinado por la popular megatienda y editado por uno de los referentes de la edición independiente en nuestro país, se ha convertido ya en el concurso de creación de historietas más esperado del año. El primer galardón se lo llevó Fueye, del argentino Jorge González; el segundo, La estación de las flechas, de los franceses Guillaume Trouillard y Samuel Stento; el tercero, ¡Pintor!, del culipardo Esteban Hernández; y este cuarto certamen fue a parar a Mireia Pérez (Valencia, 1984), un nuevo valor en alza que viene a sumarse a los anteriormente citados.

El álbum ganador, primer volumen de la serie La muchacha salvaje, titulado sencillamente Nómada, nos introduce con desenfado y cromatismo en la vida de una jovencita prehistórica introvertida y tozuda, poseedora de una personalidad independiente, arisca y rebelde y de una enorme sensibilidad, un cóctel poco apropiado para pasar desapercibida entre tanto mastuerzo en taparrabos. Lo de Mireia es una aventura cavernícola con un puntito indie, un álbum fresco y divertido que basa gran parte de su éxito artístico en la creación de un personaje atrayente y de enorme proyección, pero también en el impacto visual de una estética muy de BD. Pérez describe también con mágica sencillez los diversos ambientes en los que se mueven sus personajes, lo que añade atractivo al conjunto. El inconformismo de la protagonista de La muchacha salvaje sirve a la autora para subvertir los roles sexuales, y no es que haya mucha sutileza en el mensaje, pero la cosa tiene su interés, funciona, entretiene y lo deja a uno esperando la segunda parte. Que ojalá llegue pronto.

Mireia Pérez. Sins Entido. 108 páginas, 19 euros

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios