EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Cultura

Cinema Purgatorio: Raúlo Cáceres en el universo de Alan Moore

  • El cordobés dibuja una historia de Garth Ennis en la serie creada por el británico para Avatar, publicada en España por la editorial Panini

Raúlo Cáceres lleva una década trabajando para la editorial norteamericana Avatar Press, donde, como portadista o dibujante, ha participado en proyectos como The Extinction Parade, Belladonna,2001 Maniacs, Crossed o Unholy. Panini publica ahora en español (hasta el momento han salido dos tomos) Cinema Purgatorio, una serie creada por Alan Moore que agrupa cinco historias realizadas por otros tantos equipos creativos de guionista y dibujante. El cordobés ofrece aquí, de la mano de Garth Ennis, Código Pru. Están también Moore y Kevin O'Neill (Cinema Purgatorio), Kieron Gillen e Ignacio Calero (Modis), Max Brooks y Michael DiPascale (Una unión más perfecta) y Christos Gage y Gabriel Andrade (Colosal).

Cinema Purgatorio, explica Cáceres, "es en realidad una vuelta al formato revista, al estilo de aquellos magazines de ciencia ficción y terror de los 70, como Creepy, 1984 o Cimoc, donde se desarrollan distintas historias por entregas y en blanco y negro. Las diferencias con aquellas revistas clásicas de autoría variada son la tapa dura en lugar de la grapa, el cine como telón de fondo y el gancho de un gigante como Alan Moore con su nombre en portada". "No sé si tuvo algo que ver con el inicio del proyecto, pero en algún momento le lancé la idea de una revista de terror a mi editor William Christensen, y a los pocos meses yo ya estaba trabajando en los guiones de Ennis", añade el artista.

La obra de Ennis y Cáceres, Código Pru, "es una serie de capítulos autoconclusivos pero que irán desarrollando una trama más amplia, protagonizada por dos paramédicos de Nueva York, Prudence (de ahí el título) y su compañero gay. Básicamente es algo así como una mezcla alucinógena y gamberra entre Expediente X y Urgencias, donde los pacientes son los monstruos clásicos del cine de terror, como vampiros, hombres lobo, robots o aliens. Mucho humor negro, crítica social y una estética recargada que intenta volver a la escuela EC": la editorial fundada por Max Gaines que, especializada en el terror, la ciencia ficción y los crímenes, vivió su época dorada en los años 40 y 50.

Otro proyecto reciente del cordobés es Unholy,"una de la muchas series de Brian Pulido de chicas guapas y acción, que ha sido actualizada por el impresionante Chistian Zanier con rediseños espectaculares. Se ha dicho que sería una especie de Escuadrón Suicida demoniaco, pero el grupo está más bien compuesto por mujeres angelicales, mutantes y alguna deidad, todas muy sexys. Es un cómic de superhéroes, pero con un toque gótico, mucho erotismo y alguna escena porno light". "Como curiosidad", continúa, "esta serie, como otras de Avatar Press, sale con un montón de portadas alternativas, entre las que veremos a las hermosas protagonistas en varias versiones de la misma portada: vestidas, desnudas o incluso practicando sexo".

La relación profesional de Cáceres con Avatar se remonta al año 2007: "Ha sido un período interesante en el que he aprendido mucho del oficio y he tenido el privilegio de trabajar con grandes guionistas como Warren Ellis, David Lapham, Garth Ennis o Max Brooks. Aunque mi editor barajó un proyecto que yo iba a dibujar para Alan Moore, al final se retiró del cómic y se me escapó, pero al menos hice una tanda de portadas alternativas para su serie lovecraftiana Providence y compartimos espacio en Cinema Purgatorio. Incluso con algunos problemas con el color, en general puedo decir que ha sido muy divertido y gratificante trabajar para la indie Avatar y haber contribuido a mantener vivo el género pulp. Pero como siempre digo, echo de menos escribir mis historias y añoro el cómic porno. Son otros tiempos…".

La agenda del cordobés, nacido en 1976, está llena de proyectos: "Actualmente dibujo un arco de Crossed con guión de Garth Ennis, continuación de una historia que hicimos anteriormente, ambientada en Inglaterra, con militares, un cura y dilemas ético-apocalípticos. Paralelamente, estoy embarcado desde hace tiempo en un proyecto muy divertido, un álbum de cromos de monstruos que ha escrito Tito Alberto, uno de los guionistas más bizarros del cómic underground cordobés. Es una parodia-homenaje-gamberrada que rescata el espíritu de aquellas estampitas de monstruos que coleccionábamos en los 70-80, pero será un álbum para niños grandes. También he colaborado con una portada para la revista de ficción oscura Cthulhu en un número dedicado al escritor Sheridan Le Fanu". Y denuncia: "Este año he vuelto a sufrir la censura en mis carnes cuando he intentado subir mis antiguas series porno a la plataforma de autoedición de Amazon, en libro electrónico y en papel a demanda. Tras algunos tira y afloja, las retiraron por infringir sus pautas de contenido. Todo un ejercicio de hipocresía e incoherencia, pues su catálogo está lleno de cómics porno y hasta tienen una categoría para autoeditar cómics de género erótico. Aviso para navegantes". Por otra parte, Panini sacará en agosto su Crossed Psicópata: "Es la segunda vez que sale en España, así que supongo que algo estaremos haciendo bien".

Cáceres es también autor de la revista Killer Toons 2.0, que, subraya, "se encuentra en su mejor momento, fusionada con Exhumed Movies, resucitando en forma de cómic películas de terror de culto, en un formato que más que una revista parece un listín telefónico o una biblia, y con un elenco brutal de articulistas, guionistas y dibujantes". Killer Toons "es todo un referente del terror y el underground andaluz y, en sus dos últimos números, del cine maldito". "Como anécdota", relata, "en cada número hacemos una guerra de portadas para votar la mejor y esta vez la lucha fue tan encarnizada y se hicieron tan buenas propuestas que se decidió publicarlas todas, al estilo americano, dividiendo la tirada para cada una. Por mi parte, en este último número tuve la suerte de dibujar un guión del aclamado editor y escritor Hernán Migoya, que luego coloreó Patricia Espejo". "En estos momentos", concluye, "los canallas killers conspiran en el búnker del Doktor Zomun y estudian el rumbo que tomará la revista en el próximo número".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios