Patrimonio

La puerta de la Casa de Yafar de Medina Azahara mejora su aspecto con una inversión de 19.000 euros

  • El edificio, uno de los más singulares y llamativos de la ciudad palatina, fue la residencia del primer ministro del califa

Pórtico de la Casa de Yafar de Medina Azahara. Pórtico de la Casa de Yafar de Medina Azahara.

Pórtico de la Casa de Yafar de Medina Azahara. / Juan Ayala

La Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía ha destinado 19.000 euros para las labores de limpieza, restauración y conservación de la portada de la Casa de Yafar del Conjunto Arqueológico de Medina Azahara, declarado Patrimonio Mundial en 2018.

En una visita al yacimiento arqueológico, la secretaria general de Patrimonio Cultural, Macarena O'Neill, ha explicado que las labores se centran en el "control" y la "eliminación" de la microflora que se acumula en la portada de uno de los "edificios más singulares" de Medina Azahara.

Ha recordado que la casa de Yafar era la del "primer ministro" del califa y cuenta con tres zonas singulares y ampliamente definidas como son la del espacio de trabajo, las habitaciones y la zona de servicio.

Además, ha señalado que esta "magnífica portada" obtuvo un premio europeo de conservación en 2003 y desde entonces se han llevado a cabo pocas intervenciones en la misma, de ahí que se haya optado ahora por estas labores de conservación y restauración.

O'Neill ha indicado que desde la primera quincena de septiembre se está actuando sobre una superficie de unos 200 metros cuadrados que afectan a las caras este y oeste, así como al muro, con el objetivo de eliminar la microflora que se genera tanto en los atauriques como en la estructura debido a la exposición a las inclemencias del tiempo. Esto hace que cada cierto tiempo haya que realizar labores de limpieza. En este caso, han consistido en la elaboración de un diagnóstico y la conservación de los morteros.

Por su parte, el director de Medina Azahara, Antonio Vallejo, ha señalado que las intervenciones que se están realizando en la Casa de Yafar son "sobre la piel". "En realidad, la imagen de Medina Azahara está construida sobre la piel; nosotros lo que vemos es el elemento exterior, en este caso el ataurique que compone esta magnífica portada y, en el otro caso de la intervención que también se está ejecutando, la piel son los revestimientos que guarnecen los muros", ha recalcado. De esta forma, "siempre estamos actuando sobre la imagen que Medina Azahara trasladaba al exterior". 

En este caso, se trata de una "intervención importantísima que había que acometer por el deterioro que estaba sufriendo la portada por los problemas de la colonización por microflora, pero también por los desgastes de los morteros de las restauraciones y la propia consolidación del ataurique. De forma que "es una intervención muy relevante que nos va a garantizar el buen mantenimiento del bien durante unos años". En el caso de los enlucidos murales "ocurre los mismo" ya que hay que acometer trabajos de mantenimiento de forma periódica. Llevaba unos años sin hacerse y "ha habido que proceder a su consolidación para garantizar de nuevo su preservación", ha indicado Vallejo.

Finalmente, la secretaria general de Patrimonio Cultural ha expuesto que continúan los trabajos previos antes de comenzar las obras en el Salón Rico y que se han destinado otros 18.000 euros para 27 actuaciones de mantenimiento de los revestimientos de las zonas excavadas en Medina Azahara.

Cuentos de las noches blancas

El conjunto arqueológico ha organizado unas jornadas que consistirán en un espectáculo de narración oral escenificada que se desarrollará los domingos desde el 18 de octubre al 20 de diciembre, a las 12:00 en el Museo de Medina Azahara. Podrán asistir 30 personas por actuación y durarán una hora.

El programa se titula Cuentos de las noches blancas y, a través de estas narraciones, dará a conocer una de las constantes de la cultura islámica y andalusí: el afán de conocimiento y la búsqueda de la verdad y de la felicidad, que llevará en ocasiones a resultados involuntarios e inesperados, en los que se entremezclan la realidad y la fantasía. Todos ellos son adaptaciones originales de cuentos de Borges y de Las mil y una noches realizadas ex profeso para Medina Azahara por el narrador profesional Héctor Urién y contadas magistralmente y de viva voz por él mismo.

El programa está basado en dos cuentos distintos que alternarán cada domingo, uno dirigido al público infantil y a las familias, y otro orientado al público adulto. 

En el cuento La Búsqueda, destinado a los adultos, se entremezclan tres historias independientes entre sí que tienen como nexo una búsqueda realizada por personajes en tres contextos históricos distintos que tienen como referencia a Al-Ándalus.

La primera corresponde al momento de la conquista musulmana de Al-Ándalus; la segunda cuenta la historia de un muchacho, que llegará a ser el primer emir omeya Abderramán I, cuya búsqueda de un hogar lejos de sus enemigos le llevará a Córdoba, que será faro del mundo muchas décadas después; y la tercera búsqueda es la del gran filósofo cordobés Averroes, según la adivina Borges en un relato excepcional, con la que el estudioso encuentra dos palabras de la cultura antigua que no comprende, y ese enigma desatado lo llevará al desenlace final. 

El cuento La princesa Almendra, destinado a toda la familia, se basa en la búsqueda (y la resolución) de un secreto: cuentan Las mil y una noches que el más pequeño de los siete hijos del rey musulmán de la ciudad verde, pastoreaba búfalas de leche azulada y un día un derviche le susurra un secreto en una sola palabra: Almendra. El muchacho recorrerá el mundo de punta a punta para averiguarlo.

La asistencia en esta actividad no requiere reserva previa; los asistentes podrán inscribirse directamente en el Museo desde media hora antes del inicio, por riguroso orden de llegada y hasta completar el aforo máximo de 30 personas. La participación en esta actividad es gratuita y abierta a cualquiera que esté interesado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios