Mundo

Militares israelíes vuelven a criticar la actuación del Ejército en Gaza

  • Una organización de veteranos presenta un informe en el que 30 soldados afirman que "desde la estructura de mando se permitió actuar sin obligaciones morales"

Comentarios 1

El Ejército israelí volvió ayer al banquillo de los acusados por su comportamiento en la guerra de Gaza tras la publicación de testimonios de soldados que afirmaron haber recibido instrucciones para disparar sin preocuparse por las consecuencias y que los civiles fueron usados como escudos humanos.

La organización de soldados veteranos Breaking the Silence afirmó en un informe publicado ayer que las "prácticas aceptadas" en el Ejército israelí condujeron a "una atmósfera permisiva en la estructura de mando que permitió a los soldados actuar sin obligaciones morales".

Según la ONG, esto se tradujo en "la destrucción de cientos de casas y mezquitas sin que esto tenga objetivos militares, el empleo de fósforo (blanco) en dirección de zonas pobladas, la muerte de víctimas inocentes asesinadas con armas ligeras (y) la destrucción de propiedades privadas".

El documento se compone de testimonios anónimos de 30 soldados que combatieron en la ofensiva israelí en Gaza, del 27 de diciembre al 18 de enero pasado.

"Los testimonios prueban que la forma inmoral en la que se llevó a cabo la guerra se debió a los sistemas establecidos y no a los soldados individualmente", afirmó Mikhael Manekin, de Breaking the Silence.

El Ejército israelí rechazó estas acusaciones, afirmando en un comunicado, que según sus propias investigaciones, "está claro que los soldados de las Fuerzas Armadas israelíes operaron de acuerdo con las leyes internacionales y las órdenes que recibieron, a pesar de combates difíciles y complejos". "Muchos de los testimonios son anónimos y carecen de detalles que permitirían al Ejército investigar, confirmarlos o recusarlos", añadió.

Por su parte, el ministro de Defensa, Ehud Barak, reiteró que el Ejército israelí es "uno de los más morales en el mundo".

Entre los testimonios presentados por esta ONG figura el de un soldado que relata como se utilizaban civiles cómo escudos humanos en las casas sospechosas. "A cada casa a la que nos acercábamos enviábamos a los vecinos al interior", dijo.

Otro soldado afirmó que su oficial le explicó que "a veces, las fuerzas (israelíes) entraban en un lugar poniendo el cañón del fusil sobre el hombro de un civil, avanzando por una casa y sirviéndose de él como escudo humano".

Según los testimonios de los soldados, las instrucciones eran de disparar primero y preocuparse después. "El objetivo era llevar a cabo una operación con el mínimo de heridos posible para el Ejército, sin preguntarse siquiera cuál sería el precio para el otro lado", afirmó uno de ellos. "No recibimos por instrucción disparar sobre todo lo que se movía, pero en general nos decían: si se sienten en peligro, disparen", añadió.

Es la segunda vez que el Ejército israelí se enfrenta a acusaciones procedentes de sus propias filas tras la ofensiva a Gaza. En marzo, soldados revelaron que civiles palestinos indefensos murieron durante la ofensiva, pero los testimonios fueron rechazados por el Ejército, que concluyó que estaban basados en "rumores".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios