Cata del Vino Montilla-Moriles Copas de vino y flamenco bajo un manto de nubes

  • La cita anual con los caldos Montilla-Moriles, que se celebra hasta el domingo, arranca con una decena de restaurantes y 27 bodegas

Representantes de las instituciones en la inauguración. Representantes de las instituciones en la inauguración.

Representantes de las instituciones en la inauguración. / Juan Ayala

La Cata del Vino Montilla-Moriles ya está en marcha, tras el corte de cinta inaugural por parte de las autoridades. La cita cumple este año su edición número 36 y se celebra hasta el domingo en el parking anexo al Palacio de la Merced, sede de la Diputación.

El arranque de la cita, que se entiende como prólogo del Mayo Festivo y que cuenta con la participación de 27 bodegas y una decena de restaurantes, se produjo bajo un cielo cubierto con nubes que amenazaban con lluvia, pero también acompañado de música flamenca, lo que le dio el ambiente tan característico a la cata.

Aun así, los indicios de lluvia no sirvieron de excusa para los cientos de asistentes que decidieron no perderse los primeros momentos de esta nueva edición con brindis y degustaciones.

Desde la organización aseguraron que este año se cumplirán los mismos registros de asistencia que el año pasado, en el que se rondaron las 85.000 personas, ya que la venta de las entradas está recibiendo mucha demanda, especialmente por internet.

Uno de los primeros brindis de esta edición de la cata. Uno de los primeros brindis de esta edición de la cata.

Uno de los primeros brindis de esta edición de la cata. / Juan Ayala

El presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida Montilla-Moriles, Javier Martín, señaló que “las expectativas para este año son igual de buenas que en otros años, no cabe más gente”.

Martín también mencionó “el punto diferente” que marca la Cata de este año, y es que “nos encontramos en plena campaña electoral y este puede ser un buen lugar para que los políticos defiendan sus programas, acompañados con una copa de vino Montilla-Moriles”.

El presidente también hizo referencia a la feria de Sevilla, ya que este año no coinciden en fechas “y la gente puede venir esta semana a la Cata y la semana que viene a la feria”. Al respecto, recordó que se trata “de una fiesta de referencia en primavera en España” y hay una gran cantidad de demanda “por parte de personas que no residen en el país pero asisten a la Cata”.

Trabajadoras de la bodega Los Patios Montilla Moriles. Trabajadoras de la bodega Los Patios Montilla Moriles.

Trabajadoras de la bodega Los Patios Montilla Moriles. / Juan Ayala

Esta celebración supone una oportunidad para las bodegas de mostrar al público los productos de la Denominación de Origen y las distintas innovaciones que se están realizando para mejorar la calidad de los mismos. De ello es ejemplo la bodega Robles Ecológico, que cuenta con un espacio dentro del recinto.

El gerente de Bodegas Robles, Francisco Robles, afirmó que “la Cata es un evento ineludible, aquí podemos traer nuestras nuevas propuestas y presentar las nuevas cosechas de como las de Verdejo”.

Además, en este caso la bodega también aprovecha para ofrecer una fusión entre el vino y el cine en con la presentación del corto Boutade, que fue precedida por una Cata dirigida en la que se trataron las cualidades enológicas y las “cualidades cinematográficas” de los vinos a través de la presentación del director del corto, Daniel Ruz, y una enóloga experta.

Según Robles, “ha acudido más gente de la que podíamos acoger en la Cata”, lo que demuestra que la oferta de la bodega genera interés en un público que luego asistió al puesto.

Por su parte, el alcalde de Montilla, Rafael Llamas, catalogó el encuentro como “una oportunidad inmejorable para las bodegas de presentar las cosechas, es un escaparate para todos los cordobeses y para España”. Además, Llamas también mencionó “el trabajo formativo del consumidor” que se lleva a cabo en la cita a través de conocer las bodegas y sus vinos.

Sobre Montilla, el alcalde manifestó lo importante que es “que nuestro municipio se vincule al mundo del vino y el turismo enológico, es una oportunidad para ser protagonistas”.

Un grupo degusta vinos de la Cata. Un grupo degusta vinos de la Cata.

Un grupo degusta vinos de la Cata. / Juan Ayala

Mientras el presidente de la Diputación, Antonio Ruiz, destacó la consolidación de la Cata como “un instrumento promocional no solo para los vinos de la denominación, sino para toda la provincia”.

Asimismo, abundó en que “este evento sirve para centrar el interés en posicionar Montilla-Moriles como marca referente de la provincia, porque estos vinos forman parte de nuestra cultura, porque inciden en la actividad económica, cultural y social de nuestra tierra”.

Ruiz señaló, además, la importancia de seguir impulsando el sector vitivinícola, “porque tiene una destacada función en el desarrollo de las zonas rurales –tanto en la producción como en la actividad agrícola–, en la gastronomía y en el turismo, con incidencia tanto en las comarcas productoras como en el resto de la provincia”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios