Histórico

El ruiseñor

  • EL HOMBRE ESE SI QUE ESTÁ ECHO UN BUÉN PÁJARO

 Nacido casi en verano, cuando llegaba la calor, pronto entre sus hermanos destaco.

 

Alzando sus alas del nido salto, volando y correteando de rama en rama de flor en flor.

 

Pasaron los meses y el vuelo alzo, en busca de compañera que le diera amor.

 

Su tronío y canto y tesón, conquisto a una pajarita, que por su lado paso.

 

Volando de rama en rama de flor en flor, formaron buena armonía los dos.

 

Sin darse cuenta, hicieron su nido de amor, saltando de rama en rama de flor en flor.

 

Llego la primavera y el nido se llenó cuatro huevecillos puestos con amor.

 

Se acerca el nacimiento de los polluelos del ruiseñor, la pajarilla ya no se aleja del nido de amor.

 

Mientras buscaba comida en llevaba en su pico el ruiseñor, saltando de rama en rama y de flor en flor.

 

¡Si ya nacen! Cuando despuntaba el sol, ya tenía descendencia ya tenía sucesión.

 

De alegría cantaba con tronío y tesón, mientras saltaba de rama en rama y de flor en flor.

 

Se fue por alimentos y al río llegó, con tan mala fortuna que una red lo apresó.

 

Pronto en una jaula se vio con otros de su misma especie que un cazador atrapó.

 

Mientras cantaba con tronío y desesperación, con angustia y desazón.

 

Acordándose de su amor, destacaba por su cantar, su fuerza y su tesón.

 

En la jaula dorada que el cazador metió, de la mañana a la noche, de sol a sol.

 

No paraba de gorgojear gritos de desesperación

 

De cuando saltaba de rama en rama y de flor en flor.

 

Sus gritos parecierón para el cazador cantos de angeles de un altar mayor

 

Fue a concursos varios, muchos premios ganó, con su canto y su tronío de amargura y desesperación.

 

Acordándose cuando volaba junto a su amada de rama en rama y de flor en flor.

 

Se hizo viejo en la jaula dorada del cazador, y una mañana de tristeza y viejo murió.

 

Mientras se acordaba de aquel nido de amor.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios