Festival de Huelva | Infantil y juvenil La fabulosa aventura del cine

  • Más de 19.000 escolares de 97 centros participan del certamen onubense en la sección

  • Para muchos de los niños es su primera experiencia con la gran pantalla

Myriam Manzano muestra unas fotos en su móvil tomadas el día anterior en las que se ve el auditorio de la Casa Colón repleto de niños. No queda butaca vacía. En un vídeo se ve a esos pequeños aplaudir entusiasmados por la película que van a ver en una pantalla gigantesca al fondo. Cuenta que por esos momentos que se repiten cada día en distintas sedes merece la pena el esfuerzo hecho hace meses: “Es muy gratificante”.

Manzano coordina la sección Infantil y Juvenil del Iberoamericano, que lleva al cine este año a 19.200 escolares de la provincia de Huelva, incluyendo los profesores que les acompañan. Quizá lo más positivo es que para muchos de ellos sea la primera experiencia que tienen con una sala de cine. Incluso la única cada año, los que ya se estrenaron anteriormente.

Un grupo de escolares baja por la alfombra roja de la Casa Colón. Un grupo de escolares baja por la alfombra roja de la Casa Colón.

Un grupo de escolares baja por la alfombra roja de la Casa Colón. / Josué Correa

Ese gesto tan común de ver una película en una sala con gran pantalla ha quedado relegado en estos tiempos a la excepcionalidad. “Ya el cine se ve de otra manera, en casa”, cuenta una profesora, María José Vicente. “En la tele tienen cualquier película a su alcance, en Youtube, en Disney Channel... Pueden ver todas las películas, sí, pero verlas en una pantalla tan grande les atrapa”.

Da igual que sea en una sala de cine comercial, en el Gran Teatro o en las butacas que tiene en su primera planta el Casino de Rociana; para todos ellos es una experiencia única que no iguala ningún televisor de 50 pulgadas en casa. Es uno de los fundamentos del cine: compartir el momento previo a entrar en la sala, disfrutar de la proyección con comodidad, comentar luego la película, hablar, debatir.

“En clase hablaremos estos días de lo que han visto y, según la película, puede dar para estudiar y profundizar algunas cosas”, explica otro de los maestros, Juan Bernardo, veterano en el Festival.

En esta actividad con la que se abre a los centros escolares el Festival de Cine Iberoamericano de Huelva casi desde su creación, los pequeños tienen oportunidad de “relacionarse de otra forma, y es positivo para ellos y para nosotros”, apunta el profesor.

A las sesiones matinales de ayer en la Casa Colón acudieron, entre otros, alumnos del colegio Aurora Moreno, de Gibraleón. No hay año en el que no se apunten a a esta salida tan especial, y prácticamente no hay niño del centro que se pierda esa cita anual con el Festival.

“Es una salida completa: es la experiencia de coger el autobús, ir a la ciudad, acudir al cine con los compañeros. Si luego la película acompaña, mejor. Y si en los alrededores hay zonas recreativas para que puedan jugar a la salida, mucho mejor”.

En esta 44 edición, el certamen ha cerrado 280 reservas procedentes de 97 centros de toda la provincia. Los hay de la Costa, del Condado, del Andévalo, de la capital, por supuesto. Incluso había un colegio de Sevilla, de Mairena del Aljarafe, que ayer mismo se vio obligado a anular la visita por un contratiempo insalvable.

“Lo deseable es que tuviéramos más opciones para ofrecer proyecciones y que pudieran apuntarse más colegios, también de la capital, donde hay muchos centros y no todos participan”, apunta Manzano para próximas ediciones.

Los pases de este año se reparten entre la Casa Colón, el Gran Teatro, la Facultad de Derecho y, en la provincia, el Casino de Rociana del Condado, el Cinema Corrales, en Aljaraque, y el teatro Felipe Godínez de Moguer.

El handicap existe para los centros de las zonas más alejadas de estas sedes, condenadas a realizar un largo desplazamiento en autobús para poder participar de las proyecciones. Pero las opciones están abiertas y son también muchas las asociaciones de discapacitados que se suman desde distintos puntos de la provincia.

Entradas asequibles

El precio para todos ellos es de 2 euros por persona, que en el caso de familias en riesgo de exclusión es subvencionado por Fundación CajaSur mediante el acuerdo firmado con el Festival de Huelva para beneficiar a unos 800 niños.

La programación la componen seis títulos seleccionados atendiendo varias premisas, como el público al que va dirigido o el foro en el que se exhiben. Son los centros los que pueden elegir entre ellos la película que verán sus alumnos, con la orientación del propio certamen onubense.

Los niños del Aurora Moreno vieron ayer el filme brasileño Las aventuras del pequeño Colón, que provocó los gritos y aplausos espontáneos de los escolares “al conseguir Colón su propósito”.

“Los niños se portan muy bien. Lo que el cine consigue, a veces ni lo conseguimos nosotros. Son formales pero el entusiasmo les lleva a aplaudir cuando empieza o acaba la película”, cuenta María José Vicente. La experiencia es también un modo de que “aprendan a comportarse en público, con respeto a sus compañeros”, dice Manoli Domínguez. Aunque lo mejor, siempre, será la felicidad que sólo el cine les regala.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios