Feria

La política se cuela en El Arenal

  • Las recepciones de la prensa, el PP o IU marcan una jornada que se caracteriza por el encuentro de los representantes de los cordobeses en las instituciones con la ciudadanía de a pie en un ambiente más jovial

Juanma Moreno, en el centro, con políticos del PP cordobés. Juanma Moreno, en el centro, con políticos del PP cordobés.

Juanma Moreno, en el centro, con políticos del PP cordobés. / Jordi Vidal

Pasó la resaca del primer fin de semana de Feria y llegó el día casi tranquilo. El lunes de Feria se caracteriza por los actos oficiales, las recepciones de sonrisa y cerveza y el plato de arroz. Es también una jornada de amigos para disfrutar de El Arenal sin la bulla que lo abarrota el sábado o el viernes. Pero, sin duda, el lunes de Feria, aunque no haya elecciones a la vista (o casi), es un día donde la política de todos los colores invade el albero para disfrutar fuera del corsé que imponen los actos en edificios oficiales y las ruedas de prensa.

El Ayuntamiento al completo se pasó por el recinto ferial, así como lo hicieron también varios representantes de la Junta de Andalucía y algún que otro político más que no quiso perderse la jornada festiva. A pesar de que aún queda un año para las próximas elecciones, hay quien ya ha empezado a preparar el terreno y por todos es sabido que la Feria es un buen lugar para ello.

Por eso mismo no extrañó mucho ver por la Feria cordobesa al presidente del Partido Popular en Andalucía, Juanma Moreno, que llegó, eso sí, con casi una hora de retraso. Nadie del partido en Córdoba quiso perderse el encuentro con Moreno que, en la foto de familia, estuvo rodeado de populares por todos lados. El presidente del PP andaluz destacó que la Feria de Nuestra Señora de la Salud es una "de las más importantes de Andalucía y de España" y apuntó además "la importante influencia" en la economía de la comunidad autónoma que tiene la última cita del Mayo Festivo cordobés. Moreno manifestó además su seguridad en que el portavoz del PP en el Ayuntamiento de Córdoba, José María Bellido, "será el futuro alcalde" de la ciudad.

Pero antes de que Moreno pisara el albero que lo llevó a la caseta del PP -la primera que hay nada más entrar en la calle Guadalquivir-, los políticos cordobeses ya se habían dado varios paseos. La alcaldesa, Isabel Ambrosio, por ejemplo, tuvo la mañana y el mediodía completos. Junto con el delegado de Servicios Sociales, Juan Hidalgo, fue la encargada de dar la bienvenida a las asociaciones de mayores de la ciudad. Ambrosio, vestida con un negro y florido traje de gitana, recordó que los mayores de ahora fueron los que hacen 24 años consiguieron "hacer posible el traslado" de la fiesta hasta El Arenal desde el Paseo de la Victoria. "La Feria no ha perdido la esencia de aquello que nos enseñasteis", apuntó la regidora que también recordó que esto mismo es lo que motiva que cada año quien aprieta el botón del alumbrado sea una pareja de mayores cordobeses. Hidalgo también lanzó un mensaje de agradecimiento a las asociaciones de mayores, a los que llamó "jóvenes con experiencia acumulada" y "vitalidad inusitada".

Y esto no había hecho nada más que empezar. Las recepciones, como ya se ha dicho, marcan el lunes de Feria como a ningún otro día. La Asociación de Comunicación, Relaciones Públicas y Protocolo (ACRP) también inauguró su recién estrenada caseta (La Nuestra) con un acto para autoridades y socios, como así lo hizo el Córdoba Club de Fútbol (CCF), hasta donde acudieron varios de los futbolistas que el pasado domingo consiguieron la victoria frente al Almería y que se ganaron las felicitaciones de todo aquel que los conocía y les daba la enhorabuena por "el partidazo" en El Arcángel.

El componente social lo puso la Agrupación de Hermandades y Cofradías en cuya caseta acogieron a un grupo de comensales muy especial, los acogidos de la Cruz Blanca. Como bien explicaron desde el órgano que agrupa a las cofradías de la ciudad "la obra social de las hermandades cordobesas se hace así también presente en la Feria", concretamente en su caseta, una de las más queridas por la sociedad cordobesa.

La Asociación de la Prensa también mantuvo la tradición de juntar el lunes de Feria a periodistas y políticos para salir del ambiente frío en el que casi siempre navegan. Periodistas y políticas vestidas de gitanas conversaron en torno al plato de arroz -una de las recetas que más se suele comentar en estos días festivos- como así lo hicieron el resto de representantes cordobeses.

Ya por la noche le tocó el turno a IU donde su Rincón Cubano volvió a servir mojitos para cerrar un lunes de Feria que siempre rompe la barrera de la formalidad para relajar el ambiente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios