Sesión de control

Sánchez ratifica a Cs la oferta para negociar los Presupuestos

  • Iglesias pide al presidente del Gobierno que "nunca más se equivoque de aliados"

  • La formación naranja dice que hay nada que negociar con los que pactan con ERC

Pedro Sánchez, durante la sesión de control al Gobierno en el Congreso celebrada este miércoles. Pedro Sánchez, durante la sesión de control al Gobierno en el Congreso celebrada este miércoles.

Pedro Sánchez, durante la sesión de control al Gobierno en el Congreso celebrada este miércoles. / Marta Fernández Jara (EP) (Madrid)

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha ratificado este miércoles ante el pleno del Congreso al líder de Ciudadanos, Albert Rivera, su oferta para pactar los presupuestos, un ofrecimiento ante el que el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, le ha advertido de que "no se equivoque de aliados".

Si Sánchez mostró el martes su disposición a negociar las cuentas del Estado para 2019 con PP y Cs si impiden el bloqueo de su tramitación, este miércoles ha aprovechado la sesión de control de la Cámara Baja para hacer directamente esa oferta a Rivera.

Lo ha hecho en respuesta a las acusaciones del presidente de Cs respecto a su supuesta connivencia con los independentistas, en cuyo contexto Sánchez no ha aclarado las repetidas preguntas que Rivera le ha formulado sobre si indultará a los dirigentes independentistas que están en prisión.

El jefe del Ejecutivo ha pedido a Rivera que sea "valiente y audaz" y que, en lugar de dejarse arrastrar por el PP en su "deriva radical", hable con el Gobierno para pactar unos "buenos Presupuestos".

Además, le ha instado a recuperar el centro y la moderación, y a "no perder el norte".

Sánchez ha trasladado directamente su oferta de pacto presupuestario a Rivera a pesar de que minutos antes, también en la sesión de control y al plantearle una pregunta sobre los autónomos, Pablo Iglesias le había lanzado una advertencia. "Nunca más se equivoque de aliados", le ha pedido el secretario general de Podemos ante la oferta que realizó el martes a PP y Cs pese a que la semana pasada el Gobierno dio por rotas las relaciones con el líder de los populares, Pablo Casado.

Rivera no ha respondido a la oferta del presidente del Gobierno, pero fuentes de Ciudadanos han asegurado que nadie del Ejecutivo se ha puesto en contacto con ellos y que no tienen nada que negociar cuando se están tratando de pactar las cuentas del Estado con otros partidos como ERC.

En ese sentido, el líder de Cs ha reprochado a Sánchez que haya negociado las cuentas públicas con los promotores del "golpe de Estado en Cataluña" a cambio de "indultos, impunidad y prebendas".

De la misma forma ha atacado a Sánchez por "hacerse el sordo, el tonto o las dos cosas" al no contestar a su pregunta sobre si indultará a los independentistas que están en prisión.

El presidente del Gobierno ha recurrido a la ironía al comentar que en su contestación iba a llamar Casado a Rivera porque ambos utilizan el mismo argumentario.

Previamente el líder del PP le había instado a responder cuándo va a romper su relación con los independentistas y a convocar elecciones antes de que esa "peligrosa alianza" acabe rompiendo España.

Frente a ello, Sánchez le ha animado a "romper con el pasado más turbio del PP" y a abrir "de una vez por todas" la regeneración en su partido.

Una alusión implícita a las conversaciones que se han conocido de la ex secretaria general de los populares, María Dolores de Cospedal, y su marido, con el ex comisario José Manuel Villarejo.

Sánchez ha preguntado en concreto a Casado qué favores le debe a "algún diputado" para no luchar contra la corrupción del PP.

Sobre la cuestión catalana, el jefe del Ejecutivo ha reiterado que solo le pide al PP "la misma lealtad que tuvo el PSOE" en la oposición con el Gobierno de los populares, y ha advertido a Casado de que si sigue "empeñado en el extremismo" esa "radicalidad le llevará a la marginalidad electoral".

El presidente del PP ha denunciado el "esperpento" de una España "en manos de los independentistas, de los que defienden a Batasuna y de los que asesoran a la dictadura chavista".

También ha acusado a Sánchez de ser el "caballo de Troya" por el que "el independentismo se infiltra en las estructuras del Estado".

"No se puede cabalgar un tigre, pero tampoco se debe cebarlo a la vista de todo el mundo", ha dicho Casado al presidente del Gobierno antes de precisar que "ese tigre no se va a convertir en vegetariano y, a lo mejor, lo acaba devorando".

En el caso de Cospedal ha incidido la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, en su respuesta a una pregunta de la portavoz del grupo popular, Dolors Montserrat, quien ha augurado que las elecciones convertirán a Sánchez en el presidente más breve de la democracia.

Para la vicepresidenta, hoy debería ser el PP el que "tendría que dar respuestas a todos los españoles" sobre las últimas conversaciones conocidas del ex comisario Villarejo con la ex secretaria general del PP.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios