España

Barcelona retira la Medalla de Oro de la Ciudad a la Infanta Cristina

  • La CUP protagoniza el momento polémico del pleno del Ayuntamiento entonando el fragmento de una canción contra la Corona: "Si el rey quiere corona / corona le daremos / Que venga a Barcelona / y el cuello le cortaremos".

Comentarios 4

El pleno del Ayuntamiento de Barcelona ha aprobado este viernes por unanimidad revocar el otorgamiento de la Medalla de Oro de la Ciudad a la Infanta Cristina por su vinculación con el caso Nóos, y también formalizar la devolución de la misma distinción del ex presidente de la Generalitat Jordi Pujol, que ya devolvió la medalla física cuando reconoció que había mantenido una fortuna oculta en el extranjero sin regularizar.

El primer teniente de alcalde, Gerardo Pisarello, ha destacado sobre la retirada de la máxima distinción que concede la ciudad a la Infanta Cristina que el honor no se lleva en la sangre ni se gana a base de apellidos y dinero, y ha lamentado que no haya devuelto la medalla después de que se aprobara su revocación en comisión en enero, tras lo que ha dicho que la monarquía es "una anomalía en términos democráticos, poco transparente y que no rinde cuentas".

El portavoz municipal de CiU, Joaquim Forn, ha coincidido en lamentar que la Infanta no haya devuelto la distinción después de que lo aprobara la comisión -que lo debatió a propuesta de ERC-, algo que también ha destacado la líder de C's en el Ayuntamiento, Carina Mejías, que ha dicho que la Infanta ha actuado con una "actitud poco ejemplar y poco honorable".

El republicano Alfred Bosch ha dicho que la Infanta representa unos valores contrarios a lo que inspira este reconocimiento, y ha resaltado que ERC impulsó la retirada siguiendo la propuesta de un grupo promotor de ciudadanos, tras lo que ha añadido: "Las Medallas de Oro de Barcelona las da la ciudad y es la ciudad quien las retira, y a la Infanta le decimos con orgullo barcelonés y con soberanía barcelonesa: Esto no es tuyo, es de Barcelona. Devuélvelo a la ciudad de Barcelona".Jaume Collboni (PSC) ha dicho que este debate no versa sobre el modelo de Estado ni sobre razones políticas de fondo, sino sobre un comportamiento poco ejemplar de la Infanta, tras lo que el líder municipal popular, Alberto Fernández, ha defendido el respeto por la presunción de inocencia y la igualdad ante la ley, y ha dicho que lo que se valora va más allá de la legalidad: "Si los comportamientos no son éticos, no son compatibles con este reconocimiento".

Ha preguntado a Pisarello si revisarán la colaboración del Ayuntamiento, que asegura que se produjó con el Instituto Nóos cuando el PSC gobernaba con ICV-EUiA -ahora en BComú, y ha defendido la monarquía, institución que ha criticado Josep Garganté (CUP), que ha vuelto a citar la canción Si el rey vol corona y el fragmento que habla de cortarle el cuello: 'Si el rey quiere corona / corona le daremos / Que venga a Barcelona / y el cuello le cortaremos'.

Sobre la retirada de la distinción a Pujol, Pisarello ha destacado que, aunque contribuyó al autogobierno de Cataluña, ahora simboliza lo contrario, el fraude fiscal, tras lo que ha asegurado: "Contó con el beneplácito de los poderes políticos y económicos de Madrid".

El líder municipal de CiU y exalcalde, Xavier Trias, ha dicho que se trata de un tema complejo que le emociona y le afecta personalmente, y ha aseverado que el expresidente ha sido para él una gran persona que ha hecho cosas importantes para Cataluña, aunque ha subrayado que su actitud "poco digna y equivocada" debe comportar la pérdida de la distinción, pese a que ha recordado que Pujol ya devolvió la Medalla en 2014.

La líder municipal de C's ha aseverado que quien fue uno de los referentes para la sociedad catalana es ahora una "vergüenza", mientras que Fernández también ha expresado su apoyo a la retirada de la distinción.

"Para nosotros el retorno de la Medalla es un acto de justicia", ha explicado Bosch, mientras que Collboni ha sostenido en que el acto de retirada de la distinción debe hacerse desde a sobriedad institucional, el dolor y la decepción ante el que ha sido un personaje importante para Cataluña. Garganté ha dicho que Pujol hubiese querido zanjar este asunto con su confesión, y ha criticado que "el supuesto señor del 'Això no toca' gobernara mientras su hijos hacían negocios" y estuviera años gobernando y dando lecciones morales, en sus palabras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios