Economía

Fernández Ordóñez asume que tiene "manos libres" para remozar la banca

  • Subraya que el FROB "es muy cuidadoso respecto al contribuyente" porque establece tres etapas antes de asignar dinero público · Sitúa el inicio de la recuperación económica a finales de año

Comentarios 2

El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, afirmó ayer que tiene "manos libres" para reestructurar el sector financiero español con los criterios de reducir "al mínimo" el coste para el contribuyente y conseguir que el sistema resultante sea "sólido". Además, situó la recuperación económica en los últimos meses del año y el primer semestre de 2010, aunque insistió en que "la incertidumbre es muy grande".

Fernández Ordóñez reiteró su apoyo al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) y expresó su confianza en que el Congreso dé luz verde al decreto ley que lo articula. La Cámara Baja votará hoy la propuesta del Gobierno para salvaguardar a las entidades financieras que tengan problemas y que inicialmente contará con 9.000 millones.

Sobre las amenazas de recurrir el FROB de algunas comunidades autónomas ante el Tribunal Constitucional al considerar que invade sus competencias, Fernández Ordóñez cree que se "ha encontrado un equilibrio" entre las responsabilidades autonómicas y las del Estado, por lo que espera que el Parlamento lo apruebe "con el mayor consenso posible".

La máxima autoridad monetaria subrayó que el FROB "responde perfectamente" a la situación que atraviesa el sistema bancario español y destacó que, en relación a los planes acometidos en otros países, éste "tiene muy buen cuidado respecto al contribuyente" porque establece tres etapas antes de asignar dinero público y, además, "exige una profunda reestructuración de aquel que reciba el dinero".

El gobernador del Banco de España aseguró que el supervisor asumirá las operaciones que tenga que hacer, aunque afirmó que "lo bueno sería que el FROB no se utilizara nunca y las cosas se hicieran en el ámbito privado, sin que el contribuyente tuviera que pagar nada", defendió.

Respecto a la compra de cédulas hipotecarias por el Banco Central Europeo, recordó que no ha hecho más que empezar, pero auguró "un gran éxito" para esta iniciativa. En su opinión, ha sido "un acierto" porque ha captado el interés de muchos participantes al darse cuenta de que la cédula es un instrumento con una doble garantía, la del banco y la de los activos.

Fernández Ordóñez abogó nuevamente por adoptar "reformas estructurales" para que la economía nacional no se quede atrás en la salida de la crisis. El mercado laboral español y otros "precisan un marco más competitivo y flexible" para que España no parta en desventaja cuando la economía mundial se recupere.

"El hecho de que los principales países del mundo hayan coincidido en más cooperación y más economía de mercado es muy positivo", dijo, porque "se aleja la desglobalización del sistema financiero". Sin embargo, el gobernador del organismo supervisor advirtió que aún es pronto y aseguró que la incertidumbre sigue siendo "muy grande".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios