Balance

Cerveza: la bebida de la felicidad y el empleo

  • El sector cervecero genera 344.000 puestos de trabajo y 7.000 millones de euros, sobre un 0,6% del PIB.

Tablón de firmas de personalidades en la factoría de Heineneken en Sevilla. Tablón de firmas de personalidades en la factoría de Heineneken en Sevilla.

Tablón de firmas de personalidades en la factoría de Heineneken en Sevilla. / R. E.

El sumiller Fernando Mayoral tiene claro que la cerveza existe desde antes de los egipcios y que, incluso, los sumerios. Básicamente, está convencido de que su creación se remonta al Neolítico, justo en el momento en que alguno de nuestros ancestros comprobó que era posible crear con cierta facilidad un alimento que ingerir en estado líquido que además te daba "felicidad".

Desde ese momento que debió ser todo un acontecimiento, han pasado miles y miles de años y el fervor por la cerveza no para de crecer en todo el mundo. Cada país siente la cerveza, en cualquiera de sus variedades, como una seña de identidad. En España, las últimas cifras apuntan a un negocio global que genera 7.000 millones de euros de valor añadido a la economía. El valor en el mercado de la cerveza se estima en unos 15.500 millones. "Un 1,39% del PIB y una generación de empleo de 344.00 puestos de trabajo, 6.000 de ellos directos. Además, para los cerca de 300 mil pequeños y medianos establecimientos del sector hostelero que hay en España, la cerveza supone entre el 25 y el 40% de la facturación", asegura el director general de Cerveceros de España, Jacobo Olalla Marañón.

Heineken en Andalucía aporta diez mil empleos indirectos y mil directos. De los que 220 trabajan en Sevilla, cuna de maestros cerveceros desde hace varias generaciones. "Estas son las instalaciones más importantes de la compañía en España tanto en tamaño como en actividad", explica Juan Candau, el nuevo director de la factoría sevilla, quien en sus tres meses en el cargo mantiene la apuesta por la sostenibilidad, presente en cada rincón de cada planta.

Aportación andaluza

La automatización y las tecnologías más punteras de cada área es el denominador común en Heineken Sevilla. Caminar por ciertas zonas de sus instalaciones es como pasear por escenarios salidos de historias de ciencia ficción. Enormes tanques (construidos en España), en vertical y horizontal, en hileras de tal longitud que los últimos apenas se vislumbran; carretillas completamente autónomas, que complementan a líneas de producción que se controlan desde una sala de control, sin necesidad apenas de personal.

La cerveza más tradicional, elaborada con las técnicas más modernas. Un modelo que ha convertido a España en un ejemplo para el mundo. No por casualidad el país está entre las principales regiones de consumo de cerveza. Por la que beben los españoles y por la que beben los millones de turistas que vienen a España buscando el sol y ese toque de "felicidad".

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios