Liga adelante

Más rabia contenida (3-3)

  • El CCF continúa a dos puntos del descenso al no pasar del empate ante el ya penúltimo clasificado, que llegaba sin técnico. El árbitro, pésimo, acierta al anular un tanto de Usero en el 92'.

El Córdoba ansiaba recobrar la moral tras el palo de la Copa del Rey a costa de la Ponferradina y estuvo a punto de conseguirlo, pero sus ilusiones se desvanecieron cuando Pino Zamorano anuló un gol de Usero que habría supuesto el 4-3 al borde del final. Fue un partido extraño, con más goles que juego, sobre un césped de nuevo muy perjudicado por la lluvia. Y acabó en tablas entre dos rivales directos, porque a día de hoy el CCF está más lejos del play off de ascenso (seis puntos) que de una zona de descenso (el colchón sigue siendo de dos) en la que la Ponferradina, cogida con alfileres en plena transición en el banquillo, está metida hasta el cuello: por debajo sólo tiene al colista.

Hubo ocho novedades con respecto al once de la Copa, aunque en realidad Alcaraz prolongó la confianza en el equipo que había perdido en Albacete. Porque sólo realizó dos cambios, ambos en la defensa y forzados por las sanciones: Fernández -en su primer partido como titular en El Arcángel- y Agus por David de Coz y Tena. El técnico fue valiente al mantener en la alineación a Jonathan Sesma, el autor del hiriente penalti en Riazor. El canario recibió pitos en su primera aparición, pero en la siguiente la grada echó un cable con palmas con aroma a perdón. Aliento.

Los escollos eran la Ponferradina, con Tomás Nistal como entrenador provisional tras el cese de José Carlos Granero, y el agua, que como en los compromisos previos ante el Valladolid y el Deportivo dejó el campo encharcado desde el principio. Ayer al Córdoba sí le tocaba llevar la iniciativa sin excusas, porque el rival era una víctima propicia. Empezó achuchando por el costado de Sesma, cuyo primer centro provocó la indignación del público por una presunta mano de Redondo.

Vista la coyuntura climática (qué hartazgo), marcar pronto era incluso más importante que otros días. O quizá no, porque hay días en que la estrategia explota con una onda expansiva letal para los porteros. Lo cierto es que unas zonas atrapaban la pelota y otras la escupían. Había que calcular con anticipación para ganar los balones divididos y avanzar hacia el arco de Mackay. Pero pasó todo lo contrario. Juanmi Callejón se escurrió en campo propio tras un pase desde atrás de Fernández, Redondo robó con determinación y Yuri, en una maniobra estupenda, colocó la pelota lejos de los dominios de Alberto García. Estaba a punto de cumplirse el minuto 20.

Pudo ser peor, porque en el siguiente acercamiento la Ponfe perdonó el segundo tras una precisa combinación entre Yuri, Máyor y Del Olmo. En el corazón del área sí se consumaron tres goles casi consecutivos, entre los minutos 24 y 30: sendas faltas laterales que incrementaron las cuentas de Alberto Aguilar, tras un testarazo en posición forzada; Pepe Alcaide, gracias a una pifia en el despeje de Agus, y Juanmi Callejón, autor de otro centro que Pepe Díaz no alcanzó a peinar. El de Almodóvar reconoció a Pino Zamorano que el tanto correspondía al que había pretendido ser asistente.

El nuevo empate no envalentonó al Córdoba, que anduvo despistado de ahí al descanso. Y el adversario fue acumulando ocasiones más o menos claras: providencial corte de Fernández cuando Jonathan Ruiz se disponía a engatillar, tiro de Javi López que se fue cerquita del ángulo y cabezazo franco de Máyor. Sin embargo, las dos oportunidades previas al descanso tuvieron acento local: volea de Jorge Luque que se marchó por un metro y pase de la muerte de Oriol Riera al que Pepe Díaz no llegó por poco.

El arranque del segundo periodo fue frenético. Una locura detrás de otra. Jonathan Sesma compensó algo su aberración de La Coruña al provocar otro penalti con la inestimable colaboración de Pino, que metió dentro una falta realizada fuera, cosió a los visitantes a tarjetas y ordenó repetir el lanzamiento de Jorge Luque tras la parada de Mackay. A la segunda, el de Las Palmeras puso a su equipo por delante por primera vez. Pero la renta duró muy poco, apenas tres minutos, porque Toribio enchufó por la misma escuadra un zapatazo cualquiera.

De nuevo tablas. El Córdoba tenía ventaja por el hecho de jugar en casa y porque la expulsión amenazaba a la mayoría de los rivales, aunque arrastraba el cansancio de la Copa. Oriol Riera privó a Jonathan Sesma de un remate meridiano a centro de Callejón antes de que el interior izquierdo y Pepe Díaz cedieran sus respectivas plazas a Arteaga y Charles, quien coincidía con su primo y ex compañero en el Pontevedra Yuri.

El CCF pasó a dominar sin avasallar. Mackay blocó en dos tiempos un tiro lejano de Luque y repelió un pase de Charles hacia Oriol. En las idas y venidas, Alberto García se lució desviando a córner un zurdazo a la media vuelta de Yuri.

Progresivamente, y era normal, el ritmo fue decayendo. No fluían las ideas y la Deportiva daba por bueno el punto. Lucas pensó en la fuerza de Usero, su último cartucho, que entró en el 80' largo en sustitución de Camille. El equipo pasó a jugar con un 3-2-4-1 porque no le quedaba otra que apretar, sobre todo a raíz de la segunda amarilla a Redondo.

Con Candela recién reubicado como lateral, Juanmi Callejón le ganó la espalda y se coló hasta la línea de fondo, pero su pase, con Riera y Arteaga en boca de gol, fue defectuoso. Charles no alcanzó un envío de Luque a la espalda de la zaga en el primero de los tres minutos de un descuento que se antojaba escaso. Ya en el 92' llegó la acción ideal para liberar la desazón, mas el gol de cabeza de Usero tras el enésimo centro de Callejón fue invalidado por fuera de juego. Más rabia contenida.

Árbitro: Pino Zamorano (castellano-manchego). Un peligro que levanta polémica allá por donde va. Señaló penalti por un empujón de David Malo a Jonathan Sesma en la frontal del área y ordenó repetir el lanzamiento por invasión de Jonathan Ruiz. Acertó al invalidar un gol de Usero por fuera de juego en el minuto 92.

Tarjetas: Amarillas Del Olmo (22'), David Malo (46'), Jonathan Ruiz (48'), Yuri (50'), Pepe Alcaide (57'), Fernández (68') y Arteaga (84'). Roja Redondo (42' y 82').

goles 0-1 (19') Yuri. Redondo intercepta un pase de Fernández hacia Juanmi Callejón, gana metros y cede a Yuri, quien pisa el área, recorta ante Agus y marca con un derechazo a media altura ajustado al palo izquierdo de Alberto García. 1-1 (24') Alberto Aguilar. Juanmi Callejón bota una falta desde la izquierda y Alberto se anticipa y cabecea con un escorzo en el primer palo. 1-2 (26') Pepe Alcaide. Javi López cuelga una falta desde la izquierda, Agus no acierta a despejar en el segundo palo y Alcaide, tras burlar al central, fusila con la zurda desde cerca. 2-2 (30') Juanmi Callejón. El motrileño cierra otra falta desde la izquierda, Pepe Díaz va al remate sin llegar a tocar el balón y éste se cuela por el palo corto de Mackay. 3-2 (49') Jorge Luque, de penalti. El cordobés transforma la pena máxima engañando a Mackay por la izquierda del portero después de que éste le detuviera un primer lanzamiento y el árbitro mandara repetir. 3-3 (52') Toribio. El mediocentro recoge un balón algo escorado a la izquierda y desde unos 25 metros suelta un zurdazo cruzado a la escuadra que se cuela tras golpear en el poste.

Incidencias: Partido correspondiente a la decimonovena jornada de la Liga Adelante disputado en El Arcángel ante 5.806 espectadores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios