fútbol | liga de campeones

A 90 minutos de las semifinales

  • El Barcelona confía en hacer bueno el 0-1 de la ida para retornar cuatro años después a la penúltima ronda de la 'Champions'

  • La remontada del United en París sirve como aviso

Messi con Vidal en el entrenamiento de este lunes Messi con Vidal en el entrenamiento de este lunes

Messi con Vidal en el entrenamiento de este lunes / Efe

El Barcelona intentará hacer valer este martes el 0-1 de Old Trafford para eliminar al Manchester United y asomarse a las semifinales de la Liga de Campeones cuatro años después.

En las tres temporadas precedentes, un equipo español (Atlético de Madrid) y dos italianos (Juventus y Roma) fueron los verdugos de los azulgranas.

En el Camp Nou los hombres de Ernesto Valverde intentarán que el conjunto inglés no se una a la nómina de escuadras que los apearon del sueño europeo en los últimos años.

Por sensaciones, por estadística y por fútbol, el Barça lo tiene muy cerca. Encadena 30 partidos invictos en su feudo en Champions y el United nunca ha ganado en Barcelona: ha saldado con dos derrotas y dos empates sus cuatro visitas.

La última vez que los azulgranas estuvieron en semifinales fue en 2015 y el equipo que entonces dirigía Luis Enrique Martínez acabó ganando el triplete. Este curso, con la Liga prácticamente en el bolsillo y clasificado para la final de la Copa del Rey, está en condiciones de repetir la hazaña.

Valverde es consciente de ello y sabe que lograrlo de nuevo pasa por avanzar hoy hasta la siguiente ronda. Por eso, en el último encuentro de Liga ante el Huesca llevó las rotaciones hasta el extremo. Se quedaron en Barcelona Messi, Rakitic, Sergi Roberto, Sergio Busquets y los sancionados Piqué y Luis Suárez. Lenglet fue suplente y Jordi Alba, Coutinho y Arthur jugaron sólo unos minutos en el intrascendente empate (0-0) de El Alcoraz.

El técnico del conjunto azulgrana, por tanto, podrá alinear ante el United a su 4-3-3 de gala, con la única duda de si Dembele, que fue titular en Huesca tras superar una lesión, reemplazará a Coutinho en la tripleta atacante junto a Messi y Luis Suárez. No parece muy probable.

El Manchester United, por su parte, llega a la cita en un momento en el que puede derrumbarse definitivamente. El 0-1 de la ida, motivado por el tanto en propia puerta de Luke Shaw, ha traído desconfianza a un equipo que sufrió para sacar los tres puntos en la Premier este fin de semana en su visita al West Ham United.

Lo consiguió con un tanto polémico de penalti de Paul Pogba, que anotó un doblete para continuar en la pugna por repetir en la Liga de Campeones.

Las esperanzas de un milagro en el Camp Nou al nivel del ocurrido en el Parque de los Príncipes ante el Paris Saint Germain parecen mínimas, aunque la experiencia dictamina que sí fue así. Intentará conseguirlo sin Shaw, sancionado por acumulación de amarillas, y con la obligación de sacar un once más ofensivo que en Old Trafford. Por lo tanto, se espera que Solskjaer vuelva al 4-3-3 del que prescindió en la ida y forme arriba con Lukaku, Lingard y Rashford. La titularidad de Alexis Sánchez, que ha entrado en la convocatoria tras recuperarse de una lesión, parece poco probable.

En el medio es donde más alternativas tiene, pero es posible que confíe en McTominay y Fred ante las bajas de Ander Herrera y Matic, aunque si existe un partido en el que arriesgar con jugadores en duda puede ser éste.

La baja de Shaw moverá a Dalot, volante en la ida, al lateral, mientras que los otros tres miembros de la zaga serán los insustituibles Lindelof, Chris Smalling y Ashley Young.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios