EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Deportes

Un mes para dar forma al nuevo CCF

  • Luna Eslava tiene que cerrar las incorporaciones de un central, dos pivotes, dos jugadores de banda izquierda, un interior derecha y un delantero · La salida de algún futbolista con contrato puede alterar aún más el plan

El nuevo Córdoba de Luna Eslava y Paco Jémez se pondrá en marcha alrededor del 11 de julio para tener las cinco-seis semanas preceptivas para cualquier pretemporada. Falta un mes para que el proyecto eche a andar, un tiempo en el que el trabajo se le acumula al secretario técnico, al que le faltan horas del día para atender todos sus compromisos. Sin tener en cuenta las posibles salidas entre los 15 jugadores con contrato, ya sea porque no entren en los planes deportivos del técnico o porque sus emolumentos escapen al plan económico trazado por los administradores concursales, el CCF tiene que cerrar al menos siete incorporaciones que tapen los huecos dejados por los futbolistas que han cerrado una etapa en el club con el fin de la temporada. Con la portería cerrada, la zona del campo que necesita más retoques es el centro del campo. Pero no es la única. En defensa y en ataque también son necesarios retoques. Algunos estarán en la propia casa, pues los nuevos rectores ya han dejado patente que no van a cerrar las puertas a la cantera. Ahí están los casos de Fernández, Mane, Javi Hervás o Fede Vico.

la portería

Alberto García y Raúl Navas tienen contrato en vigor. El primero cumple en 2013 y el segundo, al final del próximo curso. Con ambos, la portería estaría muy bien cubierta. Pero el panorama no es tan sencillo. La continuidad del gaditano está en entredicho. Y no sólo porque ha perdido el sitio en beneficio del catalán, sino porque su salario se escapa de los parámetros marcados por los administradores concursales que rigen los movimientos económicos de la entidad.

Tras una primera campaña notable, el último ejercicio de Navas ha estado salpicado de problemas. Primero fue el caso Brugal -las acusaciones de varios equipos sobre la compra de partidos por parte del Hércules le salpicó de lleno-, que enrareció su pretemporada y el inicio del campeonato, luego la lesión producida en el derbi con el Betis que acabó por mandarlo al banquillo -desde esa tarde de primeros de diciembre sólo participó en un partido, en la visita al Elche (2-1)- y finalmente por el expediente abierto por el club -acabó en una multa económica- por la falta a un entrenamiento en un fin de semana en el que se quedó fuera de la convocatoria.

Ante este panorama, no sería descabellado que el CCF optara por dar por finalizado el vínculo entre ambos. De hecho, el portero de 33 años ya mantuvo hace unas semanas un primer contacto con el Cádiz para su vuelta a su casa, pero el frustrado ascenso amarillo al fútbol profesional y las directrices marcadas por los administradores concursales del club gaditano, han frenado una operación que contaba con el beneplácito del técnico, José González. Sí, el mismo que insistió de lo lindo durante su etapa en Córdoba para que vistiera de blanquiverde.

Si finalmente Navas sale, la secretaría técnica se vería obligada a buscar un nuevo cancerbero que presentara competencia a Alberto García. Jesús Coca, meta del filial que también acaba contrato el 30 de junio, no responde a toda la confianza del cuerpo técnico.

la defensa

Las salidas de Gerardo y Richy -el gallego ya tiene una oferta de renovación encima de la mesa de su representante- obligan a Luna a rastrear el mercado en busca de un lateral derecho que haga la competencia a David de Coz y un central que complete la nómina formada por Gaspar, Agus y el renovado Tena. En la izquierda, la continuidad de Fuentes y Camille dejan el puesto cubierto, si bien el francés puede actuar más arriba.

En la derecha, De Coz ha sido el dueño y señor siempre que ha estado sano. Y eso que ha tenido dura competencia. No sólo por el veterano Gerardo, que comenzó la competición de titular, sino también por el canterano Fernández. Si como todo hace indicar Paco apuesta por él -el Córdoba lo ha retenido un año más y hablará con sus agentes para ofrecerle un contrato profesional-, el flanco estaría perfectamente cubierto.

Con todo, el mejor fichaje que puede encontrarse el nuevo cuerpo técnico blanquiverde es la plena recuperación de Gaspar. El capitán ha estado en blanco todo el curso -se estrenó en el último encuentro en Gerona- por la grave lesión de rodilla que se produjo durante un amistoso de pretemporada, dejando coja una parcela vital para el anterior entrenador, Lucas Alcaraz. Su recuperación viene a cubrir la más que probable salida de Richy, al que su notable rendimiento le abre las puertas de muchos clubes.

Tena ha cumplido con creces y se ha ganado la renovación automática por partidos. Con Gaspar puede formar una pareja de muchos quilates en el eje de la retaguardia. Pero hace falta más competencia. Sobre todo si no se llega a un acuerdo con Agus. El manchego ha sido uno de los grandes fracasos de la anterior dirección deportiva. Apenas ha tenido participación en el ejercicio recién finalizado y su caché es elevadísimo, fuera del plan de austeridad que se avecina. Tiene un año más de contrato y ya se negocia con él. No se descarta su marcha.

el centro del campo

Es la zona del campo que necesita más refuerzos. Tanto en los costados como en el centro. El lado izquierdo se ha quedado cojo con la salida de Arteaga, aunque la polivalencia de Camille le puede permitir jugar de interior. El adiós de Beobide y el compás de espera en el que vive Jorge Luque abren el abanico de opciones en el eje, al tiempo que Juanmi Callejón se ha quedado solo en la derecha. Ése es el panorama actual, un dibujo que puede cambiar si no fructifican las negociaciones a la baja con varios de los que continuan.

Arteaga ha puesto fin a cinco campañas como cordobesista. El sevillano se deja querer, pero aún no ha recibido la llamada del club para tratar su continuidad. Su calidad es indudable, pero su caché no es asumible en la situación actual de la entidad. Dependiendo de dónde quiera utilizar Paco Jémez a Camille, Luna tendrá que centrarse en contratar dos interiores o un interior y un lateral.

En el centro, la pareja que estaba llamada a liderar el proyecto el curso pasado, Alberto Aguilar y Usero, son los únicos que tienen contrato en vigor. Con ambos tiene que hablar el secretario técnico para cuadrar sus fichas dentro del plan de recortes que se prepara. Jorge Luque ya ha recibido la llamada de Luna y sería una sorpresa que no siguiera liderando el juego ofensivo del CCF como en las dos últimas campañas. Faltaría un cuarto integrante, de características más defensivas. Y es que el relevo en las labores de construcción puede estar en Javi Flores, que ya ha actuado ahí en más de una ocasión, aunque en principio podría tener cabida en uno de los costados con libertad de movimientos.

De ser así, su punto de partida podría estar en la derecha. Sobre todo si Juanmi Callejón no se queda. El Córdoba se aseguró la renovación por una campaña más del motrileño al cumplir con los partidos estipulados en su contrato. Pero tiene muchas novias. Y algunas pueden ser de Primera. Si a eso se le une que su salario es elevado, quizás sea una buena solución para todas las partes. Con él o sin él, Luna tiene que buscar en el mercado un interior derecho de largo recorrido.

la delantera

Paco Jémez cuenta actualmente con tres delanteros. Todos son de perfil relativamente bajo y, salvo sorpresa, tanto Pepe Díaz como Charles y el renovado Oriol Riera seguirán vistiendo la blanquiverde. Pero parece claro que falta dinamita. Sobre todo teniendo en cuenta la experiencia de este último curso, en el que Alcaraz tuvo que tirar en más de una ocasión del defenestrado Dañobeitia para actuar en la zona de vanguardia ante la escasez de efectivos. Y es que la marcha de Iñigo Díaz de Cerio en el mercado invernal, pese a que no estaba rindiendo según lo esperado, hizo mucho daño al preparador blanquiverde.

Luna Eslava tiene la misión de encontrar un nuevo complemento que dé más variedad a un ataque que ya cuenta con gente rápida, que busca los espacios, que sabe jugar de espaldas... Será su gran apuesta, aquella en la que pondrá todo su empeño con el único fin de no equivocarse. Porque el gol se paga caro y da muchos puntos en una categoría que se ha demostrado que es tremendamente igualada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios