Córdoba Patrimonio de la Humanidad - Peñíscola | La Previa El esperado estirón pasa por Vista Alegre

  • Los blanquiverdes quieren cerrar una serie de cinco partidos sin ganar para aumentar su colchón

  • El japonés Shimizu vuelve a quedarse fuera de una convocatoria a la que regresan César y Koseky

El portero Cristian Ramos se ejercita durante un entrenamiento en Vista Alegre. El portero Cristian Ramos se ejercita durante un entrenamiento en Vista Alegre.

El portero Cristian Ramos se ejercita durante un entrenamiento en Vista Alegre. / Juan Ayala

Después de dos semanas de parón por los compromisos de la selección española camino del Mundial y la disputa de los cuartos de final de la Copa del Rey, la competición en Primera División vuelve con un exigente examen para el Córdoba Patrimonio de la Humanidad. Porque el conjunto blanquiverde repite este sábado en casa ante un Servigroup Peñíscola (Vista Alegre, 19:00) también inmerso en una crisis de resultados y que viene de ser apeado por el Betis Futsal, de Segunda, de la Final Four copera.

Pero más allá de los problemas de un rival que acumula tres jornadas sin ganar y no termina de alcanzar la zona tranquila de la clasificación, la principal preocupación de la escuadra cordobesista pasa por encauzar su reacción. El equipo de Macario sólo ha sumado uno de los últimos 15 puntos -sigue sin ganar en la segunda vuelta-, y pese a eso mantiene un colchón de cuatro con los puestos de descenso. Una ventaja para nada definitiva y que toca ampliar antes de entrar en el tercio final del campeonato para mantener lejos cualquier tipo de fantasma.

Y la visita de los levantinos parece propicia, más aún porque un tropiezo puede terminar de meterlos en un lío con el que no han contado en ningún momento y que aún ven lejos. No sería malo ampliar la nómina de candidatos, aunque el objetivo primero, al menos esta jornada, es exprimir el duelo directo entre el Ribera Navarra y el Zaragoza, y el complicado choque entre el Burela y ElPozo Murcia, para aumentar el margen de maniobra. Sobre todo por lo que está por venir.

Porque más allá del esperado aumento de nivel -y presión- conforme se acerque el final, el calendario más inmediato aún tiene preparadas batallas al filo de lo imposible para el Córdoba Patrimonio. Sin ir más lejos, el miércoles cerrará la jornada 20 -aplazada y que se juega después de la 21 y entre semana- en el Palacio de los Deportes de Murcia ante los charcuteros, mientras que el domingo le tocará repetir a domicilio en la pista del tetracampeón del pasado curso, el Barça.

Pero eso ahora queda todavía muy lejos. Lo más cercano es el duelo ante el Peñíscola, que en la primera vuelta se impuso con rotundidad a los blanquiverdes (5-0), con una actuación destacada del baenense Isi. Tras la última sesión de trabajo en Vista Alegre, Macario ha ofrecido una lista de convocados en la que lo más destacable es la ausencia, una semana más, del pívot japonés Shimizu Kazuya, que tendrá que esperar al menos unos días para estrenarse como cordobesista.

Además, se quedan fuera Lolo Jarque, por lesión, y David Leal y Nono Castro, por decisión técnica. La nota positiva es el regreso del pichichi César, ya olvidados sus problemas musculares, así como Koseky. Con esos argumentos y el apoyo incesante de la afición que volverá a poblar las gradas de Vista Alegre, el Córdoba Patrimonio de la Humanidad intentará cerrar su mala racha para pegar un nuevo estirón en la clasificación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios