EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Fútbol Sala | Primera División

Maca señala como "vital" el partido ante el Peñíscola

  • El técnico destaca la importancia del duelo del sábado, antes de visitar a ElPozo y al Barça

  • El preparador cordobés pierde a Lolo Jarque por lesión, aunque podría contar con Zequi y Shimizu

Macario charla con José García Román durante un entrenamiento en Vista Alegre. Macario charla con José García Román durante un entrenamiento en Vista Alegre.

Macario charla con José García Román durante un entrenamiento en Vista Alegre. / Juan Ayala

El Córdoba Patrimonio de la Humanidad cuenta ya los días para reengancharse al frenético ritmo de la competición, después de dos semanas de parón que han servido para trabajar conceptos y lamerse las heridas de la derrota ante el Valdepeñas. El equipo cordobés volverá a la liga sin tiempo para despistarse, pues ante el Peñíscola afronta un partido que su técnico señala como "vital".

Tras dos semanas con mucho trabajo preparatorio, Miguel Ángel Martínez Macario siente ya esas ganas de competir que también muestran sus jugadores. "Los primeros días se hicieron muy largos porque nos quedó el regusto amargo de la última derrota, pero no nos podíamos permitir estar mucho tiempo relamiendo las heridas. Con el paso de los días nos fuimos centrando en el trabajo y en Peñíscola", asegura el preparador cordobés sobre este alto en el camino que deparaba el calendario.

Al entrenador del Córdoba Patrimonio de la Humanidad le ha venido bien el parón para recuperar efectivos, aunque también ha surgido el contratiempo de la lesión de Lolo Jarque, del que desveló que "se le diagnosticó una rotura fibrilar de grado I en el sóleo y tiene que estar dos semanas de inactividad; no es una rotura muy grande pero necesita reposo absoluto".

En el lado positivo, Maca podría contar con Zequi para el duelo del sábado, pues "ha evolucionado bastante bien, está entrenando y ya veremos cuando llegue el momento de decidir la convocatoria si está en condiciones de ayudar al equipo". También está ya a su disposición Shimizu, que ha regresado de manera prematura de su citación con la selección de Japón y al que el técnico considera "una variante más" porque "aunque a nivel físico se le nota el periodo de inactividad, estoy seguro de que nos va a dar soluciones en ataque a muy corto plazo", ya que "es muy inteligente y está cogiendo muy rápido los conceptos".

Al margen de las altas y bajas, Macario tiene claro que el duelo ante el Peñíscola "cobra una importancia vital", porque "es el primero de una serie de tres muy complicados", en los que visitarán las pistas de ElPozo Murcia y el Barça."Vamos a las pistas de Murcia y Barcelona, donde es muy difícil puntuar. Pelearemos, que nadie lo dude, pero nuestras fortalezas están aquí en casa y es donde tenemos que conseguir los puntos necesarios para cubrir el objetivo. Vamos a ver si empezamos con buen pie ese pico de tres partidos y eso nos reforzaría para las dos salidas tan complicadas", expresó el técnico al respecto.

Preocupa la defensa del rival

Sobre el rival, el técnico del Córdoba Patrimonio destacó que "tiene una defensa presionante muy alta que es muy particular. Es una defensa basada en saltos de los jugadores contra uno en primera línea. Es algo que hacen muy bien y que les reporta grandes beneficios. En el partido de ida se nos atragantó bastante y trataremos de contrarrestar eso".

Para ese importante partido, además, no duda con que el público volverá a jugar un papel importante. "Una de las cosas que nos emociona a todos y por lo que esperamos los partidos de casa es ver cómo se pone Vista Alegre, el ambiente de fiesta que se genera y lo a gusto que nos sentimos", reconoció el entrenador cordobés, que espera que el factor pista vuelva a "ser clave y espero que nos ayude para, esta vez sí, sumar tres puntos que tanta falta nos hacen".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios