alemania

El campeón lucha contra el cansancio: ni con Usain Bolt

Sami Khedira, ayer. Sami Khedira, ayer.

Sami Khedira, ayer. / sebastiao moreira / efe

Desbordada por un México infatigable, con sus estrellas quizá ya sin el hambre competitivo necesario para volver a ganar el Mundial. La impresión que dejó Alemania tras la inesperada derrota en su debut es que la mejor selección de fútbol de los últimos años llegó cansada a Rusia 2018.

La baja forma del actual campeón se había insinuado en los últimos amistosos previos al torneo, un año después de que el equipo B de la Mannschaft ganara la Copa de Confederaciones en Moscú.

La palidez de los titulares ha aumentado ahora la presión sobre el técnico Joachim Löw de cara al crucial segundo partido de Alemania en el Grupo F, ante la difícil Suecia, mañana, en el Estadio Fisht de Sochi. En caso de perder, la Mannschaft podría quedar fuera del torneo en la primera ronda, algo que no ocurre desde 1938.

En el blanco de las críticas por el pobre rendimiento del equipo están en particular Khedira y Kroos, la doble K del equipo campeón de hace cuatro años, y una medular intocable para los hinchas germanos hasta hace muy poco. Ante México, el mediocampo teutón se desarticuló en varios momentos y dejó agujeros enormes para los veloces jugadores de la Tri.

"No creo que fuera un problema de coordinación entre Toni y yo, sino de la coordinación entre las líneas ofensivas y defensivas. Hubo ahí por momentos 30 ó 40 metros de espacio", se defendió ayer Khedira en los entrenamientos en Sochi.

"Se necesita a Usain Bolt y a otro sprinter de alto nivel para poder recorrer eso. Ninguno de los jugadores que tenemos aquí consigue eso", ironizó el volante de la Juventus. "Tenemos que ser más compactos en todas las partes del equipo. Es importante que estemos más frescos, que seamos más ágiles", pidió Khedira de cara al choque contra el muro defensivo de Suecia. "No se trata de cambios personales".

"No tengo ningún problema en recibir críticas personales. Yo mismo sé que no hice un buen partido", aseguró luego. El volante admitió, sin embargo, que tanto Kroos como él debían haber asumido un mayor liderazgo en el campo ante México por su veteranía. "Ése es el reproche que tenemos que hacernos".

Khedira perdió muchos balones en el juego hacia adelante, mientras Kroos estaba constantemente cercado por jugadores rivales. "Toni tuvo un perro de presa consigo", consideró el atacante Thomas Müller.

Kroos criticó ya en marzo, en la derrota por 0-1 contra Brasil en un amistoso disputado en Berlín, la falta de precisión en los pases. "Fuimos muy vulnerables en los contragolpes", dijo.

Las críticas de Kroos, sin embargo, no sentaron bien a algunos de sus compañeros por su estatus especial bajo Löw. Y el "jugador clave" del técnico teutón sabe ahora que tiene que responder en el campo. "Tenemos a gente que ahora tiene que dar la cara", dijo en los entrenamientos en Sochi Miroslav Klose.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios