Balonmano | Liga Asobal

El Ángel Ximénez-Avia, ante una ocasión para agrandar el colchón

  • El conjunto pontano visita al Guadalajara sin amenaza inmediata y buscando la zona media

Chispi intenta un pase en seis metros ante la defensa del Guadalajara. Chispi intenta un pase en seis metros ante la defensa del Guadalajara.

Chispi intenta un pase en seis metros ante la defensa del Guadalajara. / BM Puente Genil

Con el pesado lastre de la vulnerabilidad en casa, el Ángel Ximénez-Avia está viviendo una temporada en el fondo de la clasificación de la Liga Asobal. Ya dentro de la segunda vuelta del torneo, el equipo de Puente Genil tiene un colchón de sólo dos puntos con la zona de descenso, renta que pretende ampliar en Guadalajara (Pabellón David Santamaría, 17:00) aprovechando que sus dos inmediatos perseguidores, el Cangas y el Teucro, han perdido ya sus partidos correspondientes a esta jornada 18.

La escuadra pontana, que ha logrado las cuatro victorias que adornan su casillero a domicilio, visita a un rival que llega al choque tocado tras encadenar dos derrotas en el regreso liguero, tras el parón por el Mundial. Por si fuera poco, los morados apenas cuentan con cuatro puntos más en la tabla, lo que abre al equipo de Puente Genil la puerta a alcanzar la zona media de la tabla en su desesperada huida del pozo.

Este es, sin duda, el primer objetivo que se ha marcado el Ángel Ximénez, ansioso por celebrar ya su primer triunfo de este 2019 tras el empate conseguido en Benidorm y la derrota del pasado fin de semana ante el Blendio Sinfín –la sexta en ocho partidos– en el Alcalde Miguel Salas.

De momento, los tropiezos en lo que va de semana del Cangas ante el Cuenca, y el Teucro en Logroño, otorgan un plus de tranquilidad al equipo de Julián Ruiz para una cita ante un Guadalajara que ya pasó por encima de los pontanos en la primera vuelta (20-31), si bien anda metido también en la pelea por la permanencia.

La derrota de sus dos perseguidores calma a un equipo que tiene el descenso a sólo dos puntos

Esa fue su primera alegría en Puente Genil tras cinco derrotas, si bien esos mismos números son los que tiene a su favor en los partidos caseros ante un Ángel Ximénez-Avia que ha sido incapaz de puntuar siquiera en tierras castellano-manchegas. Sin duda, un motivo más para dejarse la piel en un nuevo intento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios