Boxeo
  • El boxeador cordobés analiza para 'el Día' sus comienzos hasta llegar a ser profesional, sus grandes aspiraciones y cómo lleva las comparaciones con su padre, uno de los grandes mitos de este deporte

José Luis Navarro Jr: "Mi sueño es llenar Vista Alegre, ponerlo hasta la bola y reventarlo"

José Luis Navarro Jr en el gimnasio El Cazador durante su entrevista con El Día. José Luis Navarro Jr en el gimnasio El Cazador durante su entrevista con El Día.

José Luis Navarro Jr en el gimnasio El Cazador durante su entrevista con El Día.

Miguel Ángel Salas

El boxeo cordobés aguarda un futuro prometedor a manos del joven José Luis Navarro Jr. Con tan solo 21 años y una vida profesional encontrada en Madrid y enfocada al 100% en boxear, son inmensas las aspiraciones que este depredador del cuadrilátero tiene en su cabeza. Desde que se despierta bien temprano para entrenar, hasta que se acuesta cansado para seguir dándolo todo al día siguiente, José Luis Navarro Jr no deja de pensar en el boxeo y en esa ambición que no le deja soñar con otra cosa que no sea la de lograr todos los éxitos posibles.

A muchos, el nombre de este joven boxeador le sonará demasiado. Y es que, bajo sus guantes mantiene el legado mundialmente reconocible de su padre, José Luis Navarro, alias El Cazador. El mito del boxeo de los años 90 sumó 25 victorias en sus 27 combates profesionales, logrando ser campeón de España, de Europa y del Mundo hispano en peso wélter. Todo un referente del boxeo nacional y, sobre todo, del deporte cordobés cuyo prestigioso palmarés pretende superar su propio hijo. "No me conformo con igualar lo conseguido por mi padre, yo pienso en superarlo", comenta con firmeza.

Acostumbrado ya José Luis Navarro Jr a que lo comparen con su padre, él se centra en intentar dejar atrás "la presión" que eso le genera. De hecho, es algo con lo que sabía desde bien pequeño que tendría que convivir, porque en su cabeza siempre ha estado el deseo de ser profesional del boxeo, y eso que hasta los 13 años estuvo jugando al fútbol en equipos de barrio como el Cruz Conde o el Figueroa. "Desde pequeño tonteaba con el boxeo porque mi padre me llevaba al gimnasio de El Arcángel y me tiraba allí las tardes, por eso del fútbol me aburrí pronto y me metí en esto. Debuté a los 15 años e hice 15 peleas amateur, pero mi boxeo no es amateur, sino profesional, así que pasamos al mundo profesional con muy pocas peleas. La gente suele hacer 30 o 40 peleas antes de dar el salto, o incluso 100 combates", comenta el púgil cordobés.

José Luis Navarro Jr junto a su padre, El Cazador. José Luis Navarro Jr junto a su padre, El Cazador.

José Luis Navarro Jr junto a su padre, El Cazador. / Miguel Ángel Salas

Desde niño ya apuntaba maneras. En 2016, obtuvo el bronce en el campeonato de España y más tarde, en 2019, disputó un torneo Intercontinental en el que se proclamó campeón en Portugal. Unos logros que lanzaron a este joven boxeador a buscarse la vida como profesional en la capital española. "En Córdoba entrenaba solo, el único que me ayudaba era Carlos Repiso, que me ponía las manos y me recogía para ir a nadar, no tenía a nadie para guantear y practicar mi boxeo en condiciones", lamenta José Luis Navarro, pues se vio prácticamente obligado a mudarse a Madrid para ganarse la vida como púgil, ya que en Córdoba eso era algo "imposible".

Tomó la decisión de cambiar su vida e irse a vivir a Madrid, una ciudad donde, como bien comenta su padre, que también tomó ese mismo camino en sus tiempos, tiene que "hacerse amigo de la soledad". José Luis Navarro Jr confía que él ya se está acostumbrando a vivir solo e incluso a "saber llevarlo", y considera que allí se encuentra "muy bien", porque, además, recibe "mucho apoyo desde Córdoba". Eso sí, uno de sus grandes apoyos es el que encuentra en su entrenador, Ricardo Sánchez Atocha, que lleva toda una vida dedicada al boxeo, pues también fue el entrenador de su padre. Una dedicación plena que al púgil cordobés le inspira una confianza que resulta idónea para que llegue a ser un referente en este deporte que tanto sacrificio necesita.

En lo que al manejo sobre el cuadrilátero respecta, José Luis Navarro Jr tiene claro quién es su referente: "Sin duda, Arturo Gatti es la persona. Es increíble porque todas las peleas que tenía eran guerras en las cuales moría matando y ese estilo guerrero donde siempre tira para adelante me gusta, aunque lo mejor es su capacidad de sufrimiento incluso cuando lo estaba pasando mal sobre el ring", argumenta el boxeador. De hecho, ese estilo atrevido y sin miedo es el que más se asocia al propio José Luis, que sobre el ring se describe como "un chaval que tira para adelante" y que va "a la corta" porque le gusta "dar palos", esa es exactamente la distancia en la que se siente más cómodo y que le permite "siempre meter una mano y hacer daño para acabar rápido el combate".

Eso es precisamente lo que más sorprende de sus características, porque José Luis Navarro ya ha tenido tres combates como profesional y los tres los ha superado con creces. Nada más y nada menos que tres KOs ha completado en sus peleas. "Llevo bien este inicio prometedor", destaca El Cazador Jr, aunque su ambición es tan grande que incluso se lamenta porque su última pelea fue "floja". Como asegura el púgil cordobés, su rival le dejó tirado el mismo día del pesaje porque no quiso competir y tuvieron que encontrar a otro rival que llegó a Madrid desde Hungría y que apenas le duró 30 segundos. "Le pinché abajo y se acabó, a veces los entrenamientos son más duros que las peleas", subraya.

Navarro Jr, sobre el ring del gimnasio que dirige su padre. Navarro Jr, sobre el ring del gimnasio que dirige su padre.

Navarro Jr, sobre el ring del gimnasio que dirige su padre. / Miguel Ángel Salas

Ya van tres victorias en la categoría de peso supermedio, pero esa cifra no es nada para él, porque su aspiración es superar el récord de 19 KOs seguidos que tiene su padre. "Me pongo presión yo mismo porque quiero hacer más de 19 KOs seguidos y así superar a mi padre, pero bueno, al final no pasa nada si no se consigue, pero es mi reto", manifiesta.

El sacrificio, vía al éxito

Para lograr metas altas, le toca vivir una vida llena se sacrificio: "Me levanto a las 5:15 de la mañana, voy al gimnasio a las 6:15 y tenemos una carrera. Una vez terminada, volvemos al gimnasio donde hacemos un circuito de pesas y luego nos vamos para casa a descansar y a comer. A las 14:00 ya tenemos el entrenamiento de boxeo que, depende de lo que toque ese día, hacemos sparring, saco o manoplas, y después del circuito tenemos pesas de cargas. Eso todas las semanas de lunes a viernes, el fin de semana se descansa y eso es sagrado", señala José Luis.

Como El Cazador le dice siempre: "Entrenando no te puede ganar nadie". Esa es la filosofía de esta joven promesa del boxeo que pronto tendrá su cuarto combate en un escenario muy especial para él: Córdoba. Y es que, su mayor sueño es "llenar Vista Alegre, ponerlo hasta la bola y reventarlo". Aunque, antes de hacer historia en la ciudad que lo vio crecer, primero se centra en retos a corto plazo como ser campeón de España en 2022, o, al menos, poder disputar el campeonato. 

Por ahora, para ser aspirante a ese cinturón, tiene que participar en ocho peleas mínimo o hacer ocho asaltos. Mientras tanto, José Luis Navarro Jr espera crecer en este deporte y consolidarse como uno de los boxeadores más prometedores del panorama nacional. El boxeo corre por sus venas e incluso a largo plazo desea más que nadie poder seguir los pasos de su padre, que vive del boxeo gracias al gimnasio que ha abierto recientemente en la avenida Chinales, 29B, con su propio nombre: El Cazador. "Ya que el boxeo me lo ha dado todo, quiero seguir ligado a él", comenta José Luis Navarro Jr, un apasionado a este deporte que espera llegar a lo más alto del panorama mundial llevando a Córdoba por bandera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios