Europeos de piragüismo

España, potencia europea en piragüismo con siete medallas en Belgrado

  • Los deportistas españoles han ganado tres medallas de oro, una de plata y tres de bronce.

El K4 500 español ha ganado el oro. El K4 500 español ha ganado el oro.

El K4 500 español ha ganado el oro. / EFE

España cerró este domingo con siete medallas en Belgrado, incluidas tres de oro, los Europeos de piragüismo en la modalidad de sprint y paracanoe que la consolidan entre las potencias continentales, entre 40 países participantes.

Ganaron las tres preseas de oro el K4 500 (Craviotto, Toro, Cooper y Germade), K1 200 (Garrote) y K2 200 (Craviotto-Toro); la de plata el K2 500 (Cooper-Germade), y tres de bronce en la distancia de 1000 en K2 (Cubelos-Peña), C2 (Vallejo-Sieiro) y K4 (Hernanz, Roza, Gorrotxategi y Millán).

El K4 500 español, integrado por los campeones olímpicos Saúl Craviotto, Cristian Toro y Marcus Cooper y el mundial Rodrigo Germade se impuso a su principal adversario por 14 milésimas y menos de 9 centímetros al final del recorrido de medio kilómetro, en un duelo titánico entre ambas embarcaciones con un final apoteósico de los hispanos.

La tripulación española, con un tiempo de 1 minuto, 18 segundos y 559 centésimas, ejecutó con precisión la estrategia de carrera definida por su técnico, Miguel García, consiguiendo sorprender al equipo germano dominador de esta disciplina en los últimos años .

Los palistas de ambos equipos, exhaustos e inmóviles, se mantuvieron en sus respectivas embarcaciones, una junto a la otra, a la espera de conocer las posiciones oficiales, si bien la provisional dio primero a Alemania. El resultado definitivo lo conocieron cuando ya habían desembarcado en el pantalán del control de pesaje.

El segundo oro para España llegó con una gran carrera del castellano-manchego Carlos Garrote en K1 200 en la que el palista que dirige Luis Brasero se coronó campeón de Europa. A la meta llegó tan agotado que se cayó al agua nada más rebasar la línea.

"Ha sido una carrera muy dura. Al principio me escapé un poquito de los de al lado y si que es verdad que me han ayudado en los metros finales porque veía al ruso como me estaba recortando y en las tres últimas paladas lo he dado todo, quería que no me pasara, no sabía los que tenía al otro lado. He llegado a meta sin fuerzas para aguantarme. Ha sido espectacular, una carrera brillante y no me lo creo aún que soy campeón de Europa", comentó Garrote.

Craviotto y Toro, campeones olímpicos de K2 200, añadieron el título europeo a su historial. Los velocistas españoles se mostraron hoy intratables, especialmente en la segunda parte de la regata.

"Estamos super contentos y sabe a gloria", declaró Craviotto. "Mejor imposible, venir a este campeonato y conseguir dos oros, sobre todo el 4k que era nuestra prioridad en la distancia olímpica de k4 500m. Ahora otra vez analizar las cosas que hemos hecho bien, las cosas malas que también ha habido cuatro detalles que podemos mejorar y pensando en los siguiente. Pies en el suelo y a seguir peleando".

Para Toro, "ha sido una competición dura porque hay cosas que no se notan, como la climatología que hace mucho calor y no estábamos preparados para estar tantos días sometidos a tanto calor. Nos hemos sentido muy bien durante la prueba, el alemán era un barco muy duro a batir y esta vez nos hemos llevado el gato al agua. Esto es deporte, no hay rentas y volvemos a empezar de cero de cara a la siguiente competición".

El balear Marcus Cooper Walz y el gallego Rodrigo Germade subieron al podio en K2 500, con un desenlace tan ajustado que los españoles compartieron la medalla de plata con la pareja rusa Postrygay y Pogreban por decisión de los jueces, con triunfo del barco húngaro.

"Hemos hecho un regatón", afirmó Cooper. "Hemos dicho varias veces antes de salir que hay que mantener la calma, tener esa mente fría de hacer nuestra propia carrera, no dejarnos llevar por estrategias de otros países y al final nos ha salido un carrerón. Ha sido una pasada ganar a Alemania que siempre han sido los rivales a batir, nos ganaron el año pasado y ahora hemos logrado ganarles a ellos. Ha sido una pasada, un gran éxito, un gran paso sobre todo. Ahora veremos lo importante que es el Campeonato del Mundo".

En opinión de Germade, "ha sido magnifico poder venir aquí y demostrar el nivel que tenemos ahora mismo y estar por delante de una embarcación tan poderosa como es la alemana que tiene un grandísimo nivel. Se ha visto en la carrera que ha sido un mano a mano muy bonito hasta el final, muy duro también pero estamos muy contentos de haber sacado el trabajo de todos estos meses aquí. Esto nos deja con buen sabor de boca para preparar el Mundial".

En 200 metros, tres cuartos puestos de los gallegos Teresa Portela (la multimedallista que en la clasificación provisional figuró como medalla de bronce en K1 hasta quedar confirmada a las puertas del podio); en C1 Adrián Sieiro, medalla de bronce ayer en C2 con Vallejo, y los baleares Benavides-Segura en C2.

En 500 metros el C2 de los baleares Sete Benavides y Toni Segura ha obtenido la séptima plaza, el catalán Albert Martí la octava en K1 y la castellano-leonesa Patricia Coco y la gallega Antía Jácome en C2 han sido sextas en 200 metros y novenas en 500.

Las pruebas de 5.000 metros han puesto el cierre al Europeo con Campos en C1 en cuarto lugar, Cubelos en K1 sexto, Coco en C1 novena y Lazkano en K1 décima.

En K1 el castellano manchego Paco Cubelos, medalla de bronce en K2 1000 ayer y con aptitudes para palear distancias más largas en las que incluye su título de campeón mundial de maratón júnior, se despidió del Europeo con el quinto puesto, disfrutando la lucha junto a grandes figuras del piragüismo, como el campeón olímpico alemán Max Hoff, vigente campeón del mundo del 5000. El talaverano ascendió un puesto tras la descalificación del rival bielorruso, sancionado por un incidente de carrera.

El gallego Tono Campos, poseedor hasta hoy de 20 medallas en Mundiales de maratón y 2 en aguas tranquilas en C1 5000 metros, terminó cuarto en esta prueba en Belgrado.

El Campeonato de Europa 2018 de Paracanoe concluyó sin que los cinco representantes españoles pudieran alcanzar el podio, con el extremeño Juan Valle como mejor clasificado con el cuarto puesto conseguido en la final de KL3.

El paralímpico andaluz Javier Reja tuvo que conformarse con la séptima plaza en VL3. Completaron el equipo el balear Adrián Castaño (noveno en KL2), el vasco Higinio Rivero (quinto en semifinal de VL2) y el gallego Adrián Mosquera (quinto en KL3).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios