San Fernando CD - Córdoba CF | Uno por uno

Las notas de los jugadores del Córdoba CF ante el San Fernando

El once inicial del Córdoba CF ante el San Fernando.

El once inicial del Córdoba CF ante el San Fernando. / Jesús Marín

CARLOS MARÍN. Tranquilo. Partido raro para el almeriense, que antes de entrar en calor ya tuvo que sacar el balón de su portería. Después, el San Fernando no le exigió excesivas intervenciones, a pesar de que sí merodeó bastante su área.

JOSÉ RUIZ. Superado. Hacía tiempo que no sufría tanto para defender su costado. El valenciano lo pasó mal ante las constantes acometidas de Gabri Martínez, que le ganó la partida una y otra vez. En el gol de los locales estaba fuera de sitio.

JOSÉ CRUZ. Firme. Pese a alguna acción en la que se le vio dudar más de la cuenta a la hora de ir al corte, tuvo una buena actuación. Firme en los balones aéreos, principal arma que intentó explotar el San Fernando para hacer daño al Córdoba.

JORGE MORENO. Dubitativo. Demasiado blanco en la jugada del gol de Biabiany, aunque luego poco a poco se recompuso y no cuajó un mal partido. Desde luego, se le nota mucho más cómodo cuando puede hacer pareja con Gudelj.

CALDERÓN. Luces y sombras. Tuvo ciertas dificultades para defender su costado, aunque en ocasiones también se le vio hacerlo de manera solvente. Subió al ataque menos de lo habitual pero cumplió con creces en un campo que lo recibió de manera hostil por su reciente pasado allí.

DIARRA. Omnipresente. De nuevo un partidazo del centrocampista maliense, que igualó el partido con un golazo de cabeza y luego se multiplicó en labores de creación y en otras menos lucidas. Es fundamental para el equilibrio de su equipo.

RAMÓN BUENO. Discreto. El de Burriana contó por fin con minutos desde el inicio después de varios meses de inactividad por lesión. Una falta de ritmo que se le notó por momentos, pese a su esfuerzo por equilibrar al equipo. Sustituido al descanso.

CARRACEDO. Imparable. El extremo catalán fue de largo el mejor futbolista de su equipo en San Fernando. Regaló a Diarra el 1-1 con un golpeo exquisito de falta y marcó el segundo con un gran chut. Tuvo hasta dos ocasiones más para ver portería.

SIMO. Tapado. Sin demasiado espacio para intentar encarar, pasó más desapercibido de lo habitual en el primer tiempo. Pese a ello, forzó la falta del primer gol de su equipo y se asoció bien con Carracedo en el segundo. No tuvo fortuna en las jugadas de uno contra uno ante su par.

WILLY LEDESMA. Matador. Cuando su equipo más sufría, sacó a relucir su oportunismo para hacer el tercer gol del Córdoba y abrochar el partido en San Fernando. En el primer tiempo apareció poco pero tuvo una gran ocasión, con un chut lejano, que le sacó Perales.

CASAS. Desconectado. Apenas se le vio en ataque y es algo raro en un futbolista acostumbrado a tener impacto siempre, más allá de que haga goles o no. Solo una ocasión en la primera parte se le puede contabilizar en un duelo discreto por su parte.

CHRISTIAN DELGADO. Inocente. Apenas estuvo media hora sobre el terreno de juego, al ver dos cartulinas amarillas demasiado poco relevantes, aunque claras, que se podría haber ahorrado. Un error que le hará aprender para el futuro.

DE LAS CUEVAS. Refresco. Entró para dar más pausa a su equipo desde la mediapunta, pero la expulsión de Christian Delgado le hizo actuar como referencia ofensiva tras los cambios de Germán Crespo.

PUGA. Lanzado. Desequilibró el partido en su primera aparición, con una carrera espectacular para asistir a Willy Ledesma en el 1-3. Ayudó al Córdoba a cerrar la sangría que estaba generando Gabri Martínez por ese costado derecho de los blanquiverdes.

KIKE MÁRQUEZ. Condicionado. Salió nada más producirse la expulsión de Christian Delgado y eso le condicionó a actuar más cerca de la medular que del área rival. Lanzó un par de buenas contras y dio pausa a su equipo cuando más la necesitaba.

CEDRIC TEGUIA. Piernas frescas. Entró ya en el tramo final por un cansado Carracedo, con la misión de ayudar a asegurar el triunfo de los suyos. El joven extremo se aplicó en esas labores y robó un balón que propició una contra de su equipo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios