Don Benito - Córdoba CF Raúl Agné: "No dejan de ser tres puntos, pero tengo un subidón enorme"

  • El técnico reconoció sentir "una alegría enorme por el grupo, por el club, por lo que estamos pasando"

  • "Mi misión es venir y convencer a los chicos de que se va a solucionar", apunta sobre el futuro

Raúl Agné, en el banquillo del Municipal Vicente Sanz. Raúl Agné, en el banquillo del Municipal Vicente Sanz.

Raúl Agné, en el banquillo del Municipal Vicente Sanz. / Juan Ayala

Contento tras el primer triunfo de su equipo lejos de El Arcángel, Raúl Agné reconoció que había acabado el partido con "un subidón enorme", por lo que supone a la hora de "recuperar sensaciones como visitante y una alegría enorme por el grupo, por el club, por lo que estamos pasando", a pesar de que admitió que "nos cuesta mucho abrir el partido y así el rival también te genera".

En su análisis del choque, el técnico maño apuntó que fue "un partido equilibrado, en el que queríamos llevar la iniciativa, pero a veces no podíamos. Hemos tenido varias ocasiones muy claras en la primera parte, pero si no abres el partido, el rival también juega". "Hemos estado bien, pero con tantos balones al área siempre puede haber alguna acción de peligro, aunque real no ha sido", añadió el de Mequinenza, que recordó que "nos hemos encontrado esa acción afortunada, que Miguel (De las Cuevas) ha tenido serenidad para acomodar el balón y son tres puntos muy buenos".

Agné apuntó que "ellos son un equipo agresivo hacia adelante, pero se separan mucho entre líneas y el partido estaba por dentro. En la segunda parte, con la calidad de Miguel de las Cuevas, hemos dado más continuidad y metido gente por dentro", algo que "ha salido bien y estoy contento en ese sentido porque el equipo ha venido a ganar y se lleva los tres puntos".

Con todo, más allá de los tres puntos logrados, el preparador blanquiverde aseguró que "lo más importante es que seamos capaces de ser reconocibles, porque a veces los partidos salen mejor o peor, pero cuando te acostumbras a jugar de una manera… esperemos que vengan más victorias tanto fuera como en casa".

Visiblemente emocionado, al técnico aragonés se le cuestionó por esas sensaciones que describió al principio e insistió en que "intento estar sereno y controlar, pero hoy me ha salido todo. Hemos venido a las 6:30 y la afición sigue detrás nuestro, cuando un domingo así estarían mejor con la familia. Esto es un premio para todo el cordobesismo. No dejan de ser tres puntos, pero tengo un subidón enorme. Me alegro mucho por los jugadores, por la afición y por el club. A ver si empezamos a ver la luz".

Ahora, pensando en el futuro de la entidad, Raúl Agné mantuvo su aire positivo y quiso pensar que todo se arreglará. "Estoy convencido de que va a ser así, no pienso en otra cosa. Yo quiero ver la luz. Mi misión es venir y convencer a los chicos de que se va a solucionar y que tenemos que ganar para estar bien cuando se arregle", finalizó el técnico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios