Córdoba CF Zelu y Sebas Moyano, mucho más que una pretemporada

  • El extremo y el mediapunta tratan de convencer a Enrique Martín y al club para ganarse un sitio

  • Los amistosos, que arrancan esta semana, serán trascendentales para clarificar su situación

Sebas Moyano, durante un entrenamiento en la Ciudad Deportiva. Sebas Moyano, durante un entrenamiento en la Ciudad Deportiva.

Sebas Moyano, durante un entrenamiento en la Ciudad Deportiva. / Laura Martín

La pretemporada del Córdoba CF es mucho más que una rutina de preparación para la competición en el caso de dos hombres. Entre tanto fichaje, alguna que otra renovación y chicos del filial en busca de su oportunidad soñada, dos jugadores tratan de ganarse un puesto en el equipo de Enrique Martín. Se trata de Zelu y Sebas Moyano. Ambos comparten la particularidad de que regresan al club tras haber jugado a préstamo la temporada pasada y ambos son conscientes de que estas semanas serán trascendentales para su futuro a corto plazo.

De momento, son 18 los jugadores que trabajan a las órdenes de Enrique Martín en una situación de relativa normalidad. En ese grupo no se incluyen, aunque sí siguen trabajando de momento como dos más, los guardametas Marcos Lavín y Alberto González. Ellos son los últimos descartes oficiales a los que el club debe buscarles una salida, después de que en la última semana salieran Víctor Mena y Quim Araujo.

De esos 18, Zelu y Sebas Moyano son los dos únicos que parecen no tener asegurada su permanencia en el plantel al cien por cien. Por eso, cada sesión de entrenamiento es una evaluación para ellos y una oportunidad de hacerle ver a Enrique Martín que pueden ser jugadores importantes en su proyecto en El Arcángel.

Aunque ambos comparten esa condición de jugadores que no tienen el sitio garantizado aún en el nuevo Córdoba CF, lo cierto es que son dos perfiles totalmente distintos y sus situaciones también lo son.

Por un lado, Sebas Moyano es una de las últimas grandes promesas de la cantera blanquiverde y ese cartel quizás le ha pesado en los últimos años. Las expectativas apresuradas y un sinfín de asuntos extradeportivos como la propiedad de sus derechos han frenado en las últimas temporadas la progresión del mediapunta, que en su etapa de formación llegó incluso a ser un habitual de las categorías inferiores de la selección española.

Pese a todo, Sebas Moyano sigue teniendo mucho futuro por delante. A sus 22 años es un futbolista que ya conoce el club a la perfección y que el curso pasado dejó destellos interesantes en LaLiga 1|2|3 y la Copa del Rey, cuando tuvo continuidad, mostrando que su talento sólo necesita de tiempo y confianza para aflorar en su máxima expresión. Un talento que también mostró en su cesión al Valencia Mestalla. Su condición de jugador criado en las categorías inferiores y de cordobés le otorgan además el cariño de la afición.

Enrique Martín da órdenes a sus jugadores en la Ciudad Deportiva. Enrique Martín da órdenes a sus jugadores en la Ciudad Deportiva.

Enrique Martín da órdenes a sus jugadores en la Ciudad Deportiva. / Laura Martín

¿Cuál es el impedimento entonces para que Sebas Moyano tenga el sitio garantizado en la plantilla del Córdoba CF para esta temporada? Pues principalmente el económico. El mediapunta de Villanueva del Duque renovó con el conjunto blanquiverde hasta 2021 con unos emolumentos acordes a la Segunda División, que en Segunda B son más complicados de asumir para el Córdoba CF.

Consciente de su tremendo potencial, Alfonso Serrano no incluyó al jugador entre los descartes oficiales pero el club está dispuesto a escuchar ofertas por Sebas. De momento, ha trascendido el interés de la Cultural y Deportiva Leonesa, aunque en las oficinas de El Arcángel tienen muchas dudas acerca de esa operación. Por un lado, porque la capacidad económica de los leoneses es limitada y parece complicado que puedan plantear un escenario que guste al Córdoba CF. Por otro, por lo que supondría reforzar a uno de los equipos llamados a pelear por el ascenso y que perfectamente podría ser rival de los blanquiverdes en un hipotético play off de ascenso.

En lo deportivo, su calidad está más que contrastada para poder jugar en Segunda División e incluso ser un jugador de los importantes del plantel. Tampoco puede decirse que por sus características no encaje en el esquema de Enrique Martín, pues Sebas puede actuar escorado a una banda, algo más centrado como volante ofensivo o incluso por detrás de un delantero de referencia, en la mediapunta. Para colmo, su condición de sub 23 permite al club contar con un gran futbolista cubriendo una de esas seis fichas reservadas para los jugadores jóvenes.

Al de Villanueva del Duque se le está viendo con muchas ganas en cada sesión de entrenamiento de mostrar que puede quedarse y ser importante para el Córdoba, aunque para que eso se produzca los criterios económicos tendrán que terminar encajando.

La segunda oportunidad de Zelu

Por su parte, Zelu vive una situación parecida, aunque con matices distintos. Para empezar, y a diferencia de Sebas Moyano, el jerezano no es ya jugador sub 23 y eso le hace que la competencia para quedarse sea mayor en su caso, pues el mercado es más amplio para cubrir esas 16 fichas que tiene a disposición el club para jugadores mayores de esa edad.

El curso pasado, tras llegar procedente del Melilla, Zelu ya tuvo la oportunidad de mostrarse en pretemporada y dejó muy buenas sensaciones. Su cesión en la Cultural y Deportiva Leonesa, con la que jugó 32 partidos y anotó tres goles, ha sido fructífera y demuestra que se trata de un jugador asentado en la categoría y que puede ser muy útil para Enrique Martín.

Zelu golpea el balón durante un rondo en un entrenamiento. Zelu golpea el balón durante un rondo en un entrenamiento.

Zelu golpea el balón durante un rondo en un entrenamiento. / Laura Martín

Además, algo a tener en cuenta también en todo este rompecabezas que es la confección de la plantilla blanquiverde es el tema económico y los emolumentos de Zelu parecen encajar bien en la previsión del club.

¿Qué hace entonces que Zelu no tenga su continuidad totalmente asegurada en el Córdoba CF? En este caso se trata de un criterio estrictamente deportivo. Enrique Martín quería observar durante la pretemporada a un jugador al que no conoce tanto como otros muchos del plantel.

El jerezano está siendo uno de los jugadores más intensos de esta pretemporada. Aprieta para quedarse, aunque no juega a su favor que los extremos natos como él no son la pieza más utilizada en el esquema base de Enrique Martín. Pese a todo, el club tiene la intención de contar con algunos jugadores de ataque que se desenvuelvan en los costados para dotar de alternativas a la plantilla y ahí está la opción que Zelu debe explotar para ganarse un sitio.

En el caso de ambos futbolistas, los amistosos de pretemporada que empiezan esta semana para el Córdoba CF serán muy importantes para que tanto la dirección deportiva como Enrique Martín terminan por definir su situación en el equipo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios