Córdoba CF Willy se pide al Real Madrid para la siguiente eliminatoria de Copa del Rey

Willy, durante el partido del pasado martes ante el Getafe. Willy, durante el partido del pasado martes ante el Getafe.

Willy, durante el partido del pasado martes ante el Getafe. / Juan Ayala

La llegada de Pablo Alfaro al banquillo ha transformado al Córdoba CF, inmerso en una serie de cuatro triunfos que le han permitido recuperar el pulso en la competición liguera en Segunda B y estar ya en la tercera ronda de la Copa del Rey. Pero ese cambio en el banquillo, como suele ocurrir, ha servido también para cambiar el rol de algunos jugadores, que han pasado a ser protagonistas cuando antes estaban relegados a un segundo plano en el equipo. Entre ellos están Jesús Álvaro y, sobre todo, Willy Ledesma.

El delantero extremeño, autor del gol de la victoria sobre el Getafe el pasado martes (1-0), ha sido titular en los dos compromisos en los que ha estado disponible para Alfaro, y en ambos marcó para dar el triunfo por la mínima. Porque calcando el tanto ante los azulones, también a pase de Moutinho, Willy ya había anotado en el Enrique Roca de Murcia, donde luego sufrió una lesión muscular que le hizo perderse los choques ante El Ejido y el Albacete con los que el CCF cerró el pasado 2020.

"Estoy contento y feliz porque están saliendo las cosas bien", ha comentado Willy este jueves tras una nueva sesión de entrenamiento desarrollada en la Ciudad Deportiva. Pero el ariete tiene claro que el éxito de este Córdoba debe pasar por el colectivo, y pronto ha aparcado el plano individual: "Casi siempre se busca en los cambios aire fresco y otra cosa, y se están dando los resultados".

Pero ¿cuál es la clave de este cambio tan radical? "Más que nada es el vestuario, porque somos un grupo muy bueno, con las ideas muy claras y que sabemos lo que tenemos que hacer. Estamos haciendo las cosas bien desde dentro del vestuario y luego eso da sus frutos en el verde", señala el punta, que ha encontrado una conexión letal con Moutinho: "Si cada vez que me la pone marco gol, le pagaría mucho dinero. Nos conocemos bien, incluso hablamos que tenemos cogida esa jugada y ojalá sean muchísimos más".

De momento, el último hizo vibrar a El Arcángel, que pudo contar ante el Getafe con 2.500 espectadores en las gradas tras quedarse hasta vacío en algún encuentro previo por las restricciones del covid. "Llevábamos tiempo sin jugar con nuestra gente y esas 2.500 personas se hacen sentir", indica Willy, consciente de que "eso es el fútbol de verdad; el fútbol es con aficionados y de los aficionados, y ojalá pueda venir muchísima más gente, aunque sabemos lo complicado que está ahora mismo el país".

Por ahora, si las autoridades no endurecen las medidas este fin de semana, la siguiente oportunidad para ver público en El Arcángel será en esa tercera eliminatoria de la Copa. El extremeño recuerda que "siempre tienes preferencias porque te gusta jugar con los mejores" en alusión al sorteo de este viernes, y desvela la suya: "Yo soy madridista y me gustaría jugar contra el Madrid, pero la máxima ilusión es estar en el bombo; estaremos todos pendientes de quién nos toca porque es muy ilusionante jugar contra un Primera División otra vez".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios