Córdoba CF

El Córdoba CF trabaja en la renegociación del contrato de Sebas Moyano

  • El club le ofrece ampliar un año más la vinculación, hasta 2022, a cambio de una rebaja salarial

  • El villaduqueño, salvo giro radical, formará parte de la primera plantilla junto a Zelu y Moyano

Sebas Moyano esprinta, con José Antonio González detrás, en un entrenamiento del Córdoba CF. Sebas Moyano esprinta, con José Antonio González detrás, en un entrenamiento del Córdoba CF.

Sebas Moyano esprinta, con José Antonio González detrás, en un entrenamiento del Córdoba CF. / Juan Ayala

Salvo sorpresa, el Córdoba CF cerró hace ya diez días su operación salida con la desvinculación de los porteros Marcos Lavín y Alberto González. Es decir, en la plantilla actual, que se presentó oficialmente el pasado sábado con el Rayo Vallecano (0-0) como rival, sólo hay cabida en estos momentos para los "tres o cuatro" refuerzos, sobre todo para el frente de ataque, que viene pidiendo Enrique Martín y en los que trabaja desde hace varias semanas la dirección deportiva que encabezan Alfonso Serrano y Jorge Rodríguez de Cózar.

De esta manera, y como vino a confirmar el técnico navarro en el pospartido de El Arcángel, Sebas Moyano y Zelu, en gran parte del verano con su futuro cuestionado por diversos motivos, quedarán integrados en el proyecto de Segunda B del club blanquiverde. También parece que lo estará Antonio Moyano, que ya debutó en el tramo final del pasado curso, justo antes de renovar su contrato hasta 2021 (con dos campañas más opcionales en función de objetivos), y que viene siendo utilizado de manera continua en la pretemporada.

Pero de todos estos casos el más particular es del Sebas Moyano. Con sitio garantizado por su calidad y su condición de sub 23, su alta ficha fue desde el principio el obstáculo principal para su continuidad. Un problema que, si no surgen contratiempos, quedará resuelto en los próximos días, quizás antes incluso de que arranque la competición. De hecho, el club cordobesista ya ha mantenido contactos tanto con el futbolista como su agente para tratar el asunto, y todo apunta a que habrá entendimiento... porque es el deseo de todas las partes.

La situación a día de hoy es la siguiente: Sebas Moyano tiene vinculación con el Córdoba hasta 2021, en virtud al acuerdo rubricado en julio del pasado año, cuando ya era agente libre, de manera directa por Jesús León (ya estaba destituido Luis Oliver y aún no había llegado Rafa Berges). Es decir, está atado por esta temporada y la siguiente, con unos emolumentos que en la entidad cordobesista, sobre todo ahora con el descenso a Segunda B, consideran muy elevados.

Ajustar el salario a la realidad de la Segunda B

Es por eso que la renegociación planteada por la entidad recoge la ampliación un año más, hasta el curso 21-22, de la vinculación del extremo de Villanueva del Duque a cambio de una rebaja sustancial en su salario. La duda es si el descuento sólo será mientras dure la travesía por la categoría de bronce o si tendría continuidad también en caso de retorno al fútbol profesional. Detalles, ya sobre la mesa, que de una forma u otra no deben impedir que Sebas Moyano siga defendiendo la camiseta del Córdoba como lo viene haciendo durante todo el verano.

Una situación que compartirá con Zelu, salvo giro en la planificación. El jerezano, que apenas tiene un año más de contrato, ha estado mermado en la pretemporada por sus problemas de pubis, aunque siempre que ha estado a disposición del técnico ha contado con minutos. Su gran valor es que en el grupo no hay ningún extremo de sus características, rápido, habilidoso y con tendencia a jugar por fuera, especialmente si actúa volcado a la derecha, su pierna natural. Su hándicap es que ya no es sub 23, pero tal y como está el mercado...

Con ese plus de la edad cuenta Antonio Moyano, cuyas prestaciones le abren la puerta del primer equipo, siempre con la posibilidad de echar una mano en el filial. Recién acabada su etapa juvenil, si bien era fijo el pasado curso en Tercera y hasta debutó en Segunda, renovó el pasado junio y podría cubrir cualquier problema en un centro del campo en el que sólo llegará alguien si se pone muy a tiro y da un salto de calidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios