Córdoba CF | Análisis del Rival Osasuna, un rival que busca el título como guinda al ascenso

  • El conjunto navarro llega a El Arcángel ascendido y a un punto del título

  • Roberto Torres, Fran Mérida, Robert Ibáñez, Unai García e Íñigo, son bajas

El rojillo Nacho Vidal intenta frenar la internada de Ontiveros, jugador del Málaga. El rojillo Nacho Vidal intenta frenar la internada de Ontiveros, jugador del Málaga.

El rojillo Nacho Vidal intenta frenar la internada de Ontiveros, jugador del Málaga. / Marilú Báez

Comentarios 0

Osasuna ha cumplido su objetivo, regresar a la máxima categoría. Lo ha hecho con antelación y con dos jornadas por delante para conseguir el punto que aún le falta para conseguir el título, su próximo objetivo. Por eso y pese a estar inmerso en celebraciones, renovaciones y planificación de la próxima temporada, el conjunto navarro llegará a El Arcángel motivado y manteniendo la concentración para completar una campaña inolvidable e histórica.

Su técnico, Jagoba Arrasate, después de dirigir en la máxima categoría a la Real Sociedad, y llevar las riendas del Numancia, ha conducido brillantemente al Osasuna a la máxima categoría.

Sin balón

El técnico utiliza un 4-2-3-1 que se convierte en un 4-4-2 con el movimiento del mediapunta por el centro, si se sitúa junto al punta de referencia o juega por detrás de él. Arrasate exige que su equipo imprima ritmo e intensidad para desgastar a sus rivales. Ejerce una presión alta para recuperar el balón y busca sorprender con velocidad a la zaga rival una vez que lo hace.

El técnico podría aprovechar los dos partidos que aún faltan para dar minutos a hombres que han sido importantes en el vestuario, pero que han jugado poco, como pueden ser Lillo o Xisco. Incluso podría darse el cambio en la portería y ocuparla Sergio Herrera en lugar de Rubén.

Por delante, una línea de cuatro con Nacho Vidal y Clerc en los laterales, jugadores que cumplen en defensa y que dan amplitud al equipo con sus galopadas hasta línea de fondo para centrar o buscar la llegada de la segunda línea. Lillo podría ocupar cualquiera de los dos perfiles.

Por el centro, tras la lesión de Unai García, Aridane y David García forman una pareja contundente, potente, de buen juego aéreo, anticipación y rápidos al corte.

Con balón

Arrasate tiene un problema en el doble pivote por la sanción de Fran Mérida, con la que pierde parte de la creatividad. Su ausencia, con Íñigo Pérez lesionado, la puede suplir Luis Perea, canterano con proyección que ya ha mostrado sus enormes virtudes. Junto a él estará Oier, un central reconvertido, con enorme poderío físico y buena salida de balón.

Tampoco podrá contar con Robert Ibáñez y Roberto Torres, por lo que Brandon, Kike Barja, o incluso Lillo, serán de la partida para entrar en los costados. Son rápidos, con desborde y calidad. Arriba, como referencia, Juan Villar, jugador que tira continuos desmarques y muy goleador.

Lo mejor

Juega de memoria.

Lo peor

Las bajas con las que llega.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios