Córdoba CF

La propuesta del Córdoba CF para decidir el ascenso

Rafa Herrerías, Juanito, Javier González Calvo, Miguel Valenzuela y David Ortega, en la Ciudad Deportiva. Rafa Herrerías, Juanito, Javier González Calvo, Miguel Valenzuela y David Ortega, en la Ciudad Deportiva.

Rafa Herrerías, Juanito, Javier González Calvo, Miguel Valenzuela y David Ortega, en la Ciudad Deportiva. / Juan Ayala

La propuesta lanzada el martes por la Federación Española de Fútbol (RFEF) para dar por finalizado el curso en el fútbol no profesional español (Segunda División B y Tercera), y en las categorías de ámbito nacional de juveniles, fútbol femenino y fútbol sala, sigue siendo objeto de análisis por los distintos clubes y federaciones territoriales. Estas últimas tienen que trasladar el mensaje de sus asociados en las próximas horas, pues está previsto que la Comisión de presidentes de la próxima semana tome una decisión definitiva.

El conocido como plan Rubiales apuesta por dar por finalizada la temporada tal y como estaba antes del parón provocado por la crisis del coronavirus, anular los descensos y establecer un play off exprés para determinar los ascensos. Esta promoción, que no fija ni cuota de participantes ni fechas, lógicamente a la espera de la evolución de la pandemia, serían los únicos partidos que se jugarían en función de una medida cuanto menos extraña que no todos están dispuestos a aceptar.

En Segunda B, entre los que ya han mostrado su disconformidad, por si el plan es mantener el play off solo con los cuatro primeros de cada grupo, está el Córdoba CF. De hecho, la entidad blanquiverde lideró una alternativa en el encuentro entre los 10 clubes andaluces de la categoría celebrado el miércoles con el presidente de la gestora de la Real Federación Andaluza de Fútbol (RFAF), el cordobés Pablo Lozano. Y su proyecto fue acogido por la mayoría, aunque también encontró voces contrarias.

La propuesta cordobesista pasa por ampliar el cupo de aspirantes al ascenso a ocho conjuntos por cada uno de los cuatro grupos, lo que haría un total de 32. Se mantendría la idea de disputar la promoción en una sede única y por concentración, algo que ya está sobre la mesa con dos opciones claras: la Ciudad del Fútbol de Las Rozas, sede de la Federación, y el complejo de Pinatar Arena, en la región de Murcia.

El modelo del CCF, compartido por otros muchos equipos de la categoría en pos de ser lo más justos posibles, eliminaría la ventaja de los campeones de grupo, entre otras cosas porque ahora mismo solo son líderes, al no haber concluido el campeonato. Pero sí respetaría su ventaja en los cruces, de tal modo que éstos serían primero contra octavo, segundo contra séptimo, tercero contra sexto y cuarto contra quinto. En todo caso, se haría con los cuatro grupos en liza, tal y como está previsto ahora en la normativa.

Lógicamente esto solo es una propuesta que, como la planteada inicialmente por la RFEF, debería someterse a un análisis más profundo llegado el momento. Porque ahora el punto principal de conflicto está en saber si el plan se reduce a los cuatro primeros o se amplía esa cuota. Sería entonces cuando podría debatirse otra fórmula para determinar los cuatro ascensos al fútbol profesional.

Unos de la mano... y otros en la acera contraria

Esta propuesta para ampliar el cupo de participantes en la pelea por el ascenso que maneja el Córdoba es compartida por los representantes de otras federaciones territoriales. Según ha podido saber el Día, en la Catalana, la Madrileña o la Extremeña abogan igualmente por que sean más de cuatro los conjuntos que participen en el play off, mientras que en la valenciana hay discrepancias como en la Andaluza.

Todos los implicados que defienden esta idea tienen como argumento, sólido, que al igual que para anular los descensos se pone sobre la mesa que aún quedan 30 puntos en juego y eso podría cambiar la clasificación, también las diez jornadas que restan por jugar podrían variar los puestos en la zona alta de la tabla. Más aún porque las diferencias son mínimas en la mayor parte de los casos.

Con todo, el quorum entre las territoriales parece imposible, dado que hay opiniones para todos los gustos. En la Murciana, la opción preferente es que solo jueguen por el ascenso los cuatro primeros, entre ellos el líder Cartagena y el Yeclano, aunque el UCAM ya ha mostrado su disconformidad y opta por la anulación del curso. La Gallega está en esta misma sintonía también.

Mientras, los clubes castellano-leoneses no terminan de encajar la ampliación de equipos en Segunda B que provocaría para las próximas temporadas el plan Rubiales, y los ibicencos, pese a estar ambos en zona de play off, prefieren que la competición llegue a su fin con las mismas reglas que comenzó el pasado agosto. La Riojana defiende los intereses del Logroñés, líder destacado del Grupo II, y pide que suba el primero.

Con todo, y al margen de las intenciones de los clubes, hay que tener en cuenta las bases de la competición, dado que tendrían que ser modificadas. El Reglamento de la Federación Española contempla la posibilidad de suspender parcialmente o de forma definitiva las diferentes competiciones, pero no aclara si las reglas del juego se pueden variar una vez iniciados los campeonatos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios