Córdoba CF

El Córdoba CF, juez en el 'play off'

  • La resolución de la jornada 41 deja al conjunto blanquiverde como la última esperanza del Cádiz y el Oviedo para arrebatar al Deportivo el puesto en las eliminatorias de ascenso

Los jugadores del Córdoba hacen un rondo en El Arcángel. Los jugadores del Córdoba hacen un rondo en El Arcángel.

Los jugadores del Córdoba hacen un rondo en El Arcángel. / Juan Ayala

A pesar de que hace semanas que el Córdoba no se juega nada más allá del honor, el destino ha querido que el conjunto blanquiverde vaya a adoptar en la última jornada del campeonato el papel de juez en la resolución del último billete para el play off de ascenso. Los blanquiverdes visitan el sábado al Deportivo de La Coruña, el único de los tres contendientes a esa sexta plaza que depende de sí mismo. Por detrás, el Cádiz –a un punto– y el Oviedo –a dos– quieren apurar sus opciones, con la esperanza puesta en el que el Córdoba les pueda echar una mano.

Pero lo cierto es que la coyuntura parece poco favorable para que el conjunto cordobesista dé la cara en Riazor y pueda sacar de allí algún resultado que no sea la derrota, por lo que las esperanzas del Cádiz y el Oviedo caerían en saco roto.

En primer lugar, por las pocas alternativas de las que dispone Rafa Navarro. El técnico cordobés está teniendo verdaderos problemas para trabajar con normalidad en esta última semana de entrenamientos. Para muestra, el entrenamiento de ayer, en el que las ausencias y los problemas destacaron por encima de los que sí se ejercitaron con normalidad. Además de los Carrillo, Blati Touré y Álvaro Aguado, que ya no volverán a jugar más con la camiseta del Córdoba por distintos motivos, Navarro no podrá contar con Luis Muñoz, que es la única baja por sanción para el partido en Riazor.

Además, Quintanilla y Luismi Quezada están lesionados, pese a que el club no lo ha comunicado, y ayer lógicamente fueron dos de las ausencias en la Ciudad Deportiva. A ello hay que sumar los problemas de Chus Herrero y Jaime Romero, que sí se ejercitaron ayer pero no terminaron la sesión al mismo ritmo que el resto del grupo.

Por último, también andan con problemas Andrés Martín –que arrastra un golpe en un tobillo desde el partido en Majadahonda–, De las Cueas –con molestias en el pubis desde hace semanas– y Lavín, que ayer sufrió un percance en un tobillo.

Las bajas complicarán a Navarro hasta para hacer una convocatoria de 18 futbolistas

Un auténtico parte de guerra con el que Navarro tendrá que lidiar y que le hará a buen seguro tirar de los jugadores del filial para completar la convocatoria. De momento, Chuma y Moyano se ejercitaron ayer, y estarán con casi total seguridad en Riazor ante la falta de más efectivos.

A todos esos problemas hay que sumar que el Córdoba está totalmente desconectado ya de la competición. Las semanas de desgaste tras el descenso han pasado factura en el vestuario y la salida escalonada de algunos jugadores antes de que finalice la temporada es un ejemplo más de que quien más y quien menos no ve el momento de echar el cierre a la temporada y empezar las vacaciones.

Además, la relación entre los jugadores y el club tampoco ayuda en exceso a pensar que el Córdoba pueda competir con garantías en La Coruña. Los jugadores partirán hacia tierras gallegas el viernes a primera hora de la mañana, para llegar a última hora de la tarde al hotel de concentración, pues el viaje se realizará tanto en la ida como en la vuelta en autobús. Una auténtica paliza de carretera que, lógicamente, no ayuda a tener las piernas frescas antes de un partido y que ha provocado bastante enfado en el vestuario cordobesista.

El viaje en autobús, tanto en la ida como en la vuelta, es otro factor muy a tener en cuenta

Está por ver, por tanto, la actitud con la que los jugadores blanquiverdes afrontan un partido en el que ya nada les va en juego y que dará paso a sus vacaciones, después de varias semanas sin nada que jugarse y en medio de una situación bastante delicada en el club, con los impagos que han arrastrado durante meses.

En medio de esa complicada coyuntura, el Deportivo parte como claro favorito para el partido. A pesar de ello, tanto el Cádiz como el Oviedo quieren apurar sus opciones y confían en que el conjunto blanquiverde sea capaz de dar la sorpresa en Riazor. Eso sí, ambos conjuntos tendrán que ganar también sus encuentros para exprimir sus posibilidades. El Cádiz visita al Sporting, que tampoco tiene nada en juego, y el Oviedo hace lo propio con Osasuna, ya ascendido y campeón. Sus victorias son el primer paso para confiar en esa ayuda del CCF.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios