Córdoba CF Curro Torres y Sandoval, diez partidos calcados (para mal)

  • Ambos técnicos firmaron de inicio un triste 7 de 30, insuficiente para pensar en la permanencia

  • El balance de los últimos cinco choques ha dejado al hispano alemán al borde mismo del precipicio

Curro Torres da instrucciones durante un entrenamiento en la Ciudad Deportiva. Curro Torres da instrucciones durante un entrenamiento en la Ciudad Deportiva.

Curro Torres da instrucciones durante un entrenamiento en la Ciudad Deportiva. / Jordi Vidal

Los números de Curro Torres como entrenador del Córdoba CF son paupérrimos. Cierto es que no se salen mucho de la tónica general de una temporada lamentable, pero la trayectoria del preparador de Ahlen al frente del proyecto incluso empeora ya la de su antecesor, José Ramón Sandoval, en su segunda etapa. Ni uno ni otro han logrado resultados que inviten a pensar en la permanencia. Es por eso que el primero fue destituido y el segundo va camino de ello si no hay una metamorfosis inmediata.

Después de diez jornadas ligueras, el balance de Curro Torres se resume en siete puntos de 30 posibles, con un triunfo, cuatro empates y cinco derrotas. La última ante el Albacete (1-3) con el agravante de poder contar ya con el grueso de los refuerzos invernales -esta semana se sumarán Álex Menéndez y Álex Carbonell- y tirar por la borda un gol de ventaja en apenas cinco minutos trágicos. La afición lo señaló con fuerza entonces, pidiendo su marcha, y apretando al palco, que entró en duda.

El técnico hispano alemán no ha logrado frenar la sangría defensiva (45 goles encajados, más que nadie en la categoría) y hasta la distancia al objetivo se ha disparado porque los demás sí ganan; ya son siete los puntos de déficit para un CCF que acumula 23 de 24 fechas en zona de descenso y que, en el mejor de los casos, alargará esa cifra en tres más. Nada extraño teniendo en cuenta que en el casillero blanquiverde sólo relucen tres victorias en 24 jornadas, con un promedio de 0,75 puntos por partido. Una ruina en toda regla que se ha visto agrandada en este nefasto arranque de año.

Porque el paso al 2019 enterró todo lo bueno que el Córdoba de Curro Torres había conseguido en el mes de diciembre, con una mejoría fuera de casa, aunque insuficiente para vencer –el conjunto cordobesista sigue siendo el peor visitante y uno de los tres sin victorias aún–, y un crecimiento en juego y resultados. Todo eso ya es parte de la historia. En los cinco encuentros disputados tras el parón, el balance es de un empate y cuatro derrotas, un tristísimo 1 de 15 que ha dejado al técnico al borde mismo del precipicio.

El arranque liguero, igual o peor

Pero para los que miran al pasado para tratar de solventar los problemas del presente, sólo un dato: esta serie no es la peor de un curso que arrancó con siete fechas sin victorias. Es más, los números de Sandoval en los primeros diez partidos fueron idénticos: 7 de 30 con un triunfo, cuatro empates y cinco derrotas, entonces con un -11 en el aspecto goleador (11 a favor por 22 en contra) por el -3 de ahora (12/15), en parte porque sólo el Albacete ha podido superar al CCF por más de un gol. Eso sí, el problema es que las derrotas duelen lo mismo y tienen las mismas consecuencias sea cual sea la diferencia, y los blanquiverdes acumulan ya 12 en 24 jornadas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios