Córdoba CF

Enrique Martín: "Nadie gana con el nombre"

  • El técnico del Córdoba se muestra satisfecho del arranque porque "vamos avanzando y creciendo"

  • El navarro pide valentía con balón a sus jugadores y recuerda que "nadie arrolla a los contrarios"

Enrique Martín, pensativo junto a su segundo, Alfredo Sánchez, durante un entrenamiento. Enrique Martín, pensativo junto a su segundo, Alfredo Sánchez, durante un entrenamiento.

Enrique Martín, pensativo junto a su segundo, Alfredo Sánchez, durante un entrenamiento. / Juan Ayala

El Córdoba CF ha celebrado este viernes el último entrenamiento semanal con vistas al choque del sábado ante el Badajoz (El Arcángel, 19:00), una cita para la que Enrique Martín tiene la única baja del panameño Fidel Escobar, que apura la recuperación de su lesión muscular. El técnico navarro, que facilitará la lista de convocados en la previa del encuentro, ha querido recordar que "nadie gana con el nombre", para así explicar las dificultades que su equipo está hallando en estas primeras jornadas para adaptarse a la Segunda División B.

El preparador blanquiverde ha insistido en su discurso de las últimas semanas, advirtiendo que el CCF va "avanzando y creciendo en diferentes aspectos, que pueden gustar más o menos. El equipo va cogiendo una fisonomía, pero tiene que seguir creciendo y el jugador se tiene que ir manifestando también futbolísticamente, porque nadie encorseta a nadie, y cuando uno tiene el balón tiene que sacar su talento".

"El equipo va cogiendo una serie de fortalezas y tiene que ir mejorando las debilidades que puedan aparecer, pero es un proceso y no hay que obsesionarse con un partido, porque es un trayecto que acaba en junio y en septiembre no vas a hacer nada. No hay que obsesionarse; siempre vamos a querer mejorar, competir y jugar, y en ese periodo de aprendizaje y crecimiento estamos", ha explicado el de Campanas, que ha puesto como ejemplo de ese ir paso a paso y a "su ritmo" a Miguel Indurain y su forma de ganar grandes vueltas.

Martín se ha detenido también en el hecho de que "cuando tenemos balón tenemos que ser un equipo ofensivo y sin él, defensivo. No se trata de encorsetar a nadie. Queremos hacer las cosas bien con balón, tener confianza y maniobrar bien; y sin él, tenemos que ser el equipo más pegajoso. El premio está en el equilibrio, porque pretendemos ser un bloque equilibrado, partiendo de algo fundamental que es la capacidad de trabajo, porque nadie gana con el nombre".

Las diferencias, cada vez menores

El navarro ha repetido ese último mensaje en más de una ocasión, quizás con la intención de hacer ver a todo el mundo dónde está el Córdoba: "Hay que entender que los contrarios pueden hacerte daño, y que no por ser el Córdoba no nos pueden hacer daño, porque no hay diferencias en el fútbol. No por el nombre se gana, hay que estar atentos y centrados". "Hay que tomar el trayecto con calma y con pausa. Estamos donde queremos estar, en el paquete de cabeza, y al final esprintar. Nadie arrolla a los contrarios", ha incidido.

Mirando ya al partido ante el Badajoz, el de Campanas ha apuntado que no habrá muchos cambios en el once respecto al que salió en Yecla porque "tenemos que seguir creciendo en bloque y eso es lo que te da consistencia", si bien ha otorgado muchas opciones a Javi Flores de formar junto a Imanol García y José Antonio González en el centro del campo, por detrás de dos delanteros, que saldrán de la terna Juanto, Owusu y Gabriel Novaes, sin que haya querido dar más pistas.

Todo para plantar cara a un cuadro pacense que considera "un equipo sólido, con unos números muy parecidos a los nuestros, exceptuando el partido pasado. Tiene un equipo con buenos futbolistas, buena intensidad y está diseñado para pelear también por la zona alta". Por todo eso, está "seguro" de que será "un partido igualado y esperamos que lo saquemos adelante con la ayuda de la afición y nuestra disposición".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios