Cartagena - Córdoba CF | La previa Otra vez el Cartagonova

  • El Córdoba CF afronta una de las citas grandes con dudas, tras el amargo empate en Algeciras

  • Enrique Martín se verá obligado a hacer cambios por las cuatro bajas con las que llega al duelo

Los jugadores del Córdoba CF llegan a la Ciudad Deportiva para entrenarse. Los jugadores del Córdoba CF llegan a la Ciudad Deportiva para entrenarse.

Los jugadores del Córdoba CF llegan a la Ciudad Deportiva para entrenarse. / Juan Ayala

Hay estadios que se mantienen en el imaginario colectivo de toda una afición. No importa que pasen los años, pues el transcurrir del tiempo incluso agranda la gloria del recuerdo. Tampoco importa que sean feudos discretos, alejados del glamour de los grandes escenarios del fútbol mundial. En estos campos suele respirarse un fútbol mucho más cercano, ese al que todavía no le han arrebatado el alma a base de millones. Y ese estadio, para gran parte del cordobesismo, siempre será el Cartagonova.

En Cartagena, el Córdoba CF escribió una de las páginas más recordadas de su historia hace ya casi dos décadas. Fue un ascenso a Segunda División, el mismo objetivo que este año persiguen los de Enrique Martín, pero en la ciudad y entre la afición supo como si de la victoria en una final de la Liga de Campeones se tratara. Ya sea entre los más jóvenes o entre los más veteranos, el simple hecho de nombrar el Cartagonova despierta la sonrisa entre la afición blanquiverde y el Córdoba vuelve hoy al lugar donde hizo felices a sus seguidores de un modo prácticamente perfecto.

Con la responsabilidad de no mancillar aquel imborrable recuerdo y con la conciencia de que se trata del partido más importante en lo que va de curso, el Córdoba CF visita al Cartagena necesitado de dar ese golpe de autoridad que persigue y no logra fuera de su estadio. No parece el estadio departamental el mejor escenario para que el conjunto cordobesista quiebre su discreto rendimiento como visitante, pues los de Gustavo Munúa pasan por ser un equipo sólido y sobre todo muy fiable, que sólo ha recibido dos goles y que presume de ser un bloque compacto.

Argumentos que, en teoría, serían suficientes para superar a un Córdoba que lejos de casa languidece y cuyo rendimiento baja hasta niveles de equipo de la zona baja. Tres puntos de 12 posibles han rascado los de Enrique Martín actuando fuera de casa en lo que va de curso. Pero ya se sabe, esto es fútbol y cualquier escenario es posible cuando el balón empieza a rodar.

Pese a la fortaleza del rival, la ocasión parece pintiparada para enviar un mensaje de autoridad al resto de rivales del Grupo IV. El Córdoba CF quiere ser un equipo ambicioso y pelear por cotas altas, pero eso hay que demostrarlo en las grandes citas, más incluso que ante los rivales de entidad más discreta. Sobre todo porque, en el caso del Cartagena, la impresión es que los puntos pueden acabar valiendo doble al final de curso, cuando no pocos esperan que ambos equipos estén pugnando por el liderato del Grupo IV.

A la batalla del Cartagonova, el Córdoba CF llega con bajas muy importantes en su plantel. Las ausencias de José Antonio González y Javi Flores dejan seriamente tocado el centro del campo blanquiverde. A ellas se suman también las ausencias de Jesús Álvaro y Chus Herrero, que añaden dudas a una zaga ya de por sí discutida, pues no termina de funcionar como el bloque sólido al que aspira Enrique Martín.

Alineaciones probables del partido. Alineaciones probables del partido.

Alineaciones probables del partido. / El Día

Con tales contratiempos, el técnico navarro se verá obligado de nuevo a hacer cambios. La vuelta de Fidel Escobar alivia las bajas en defensa, mientras que Imanol García partirá de nuevo como titular tras su necesario y hasta positivo paso por el banquillo.

El Cartagena, por su parte, sólo pierde al sancionado Carlos David –amén de Santi Jara, lesionado desde hace mes y medio– y Munúa no tocará en principio mucho la base de un equipo que funciona como un reloj suizo y que ha sido capaz de ganar cinco de los últimos seis partidos. En las filas del conjunto blanquinegro destaca, por cierto, la aportación de Quim Araujo, que en curso y medio apenas demostró nada en El Arcángel y que en apenas dos meses se ha convertido en el líder del conjunto cartagenero.

El reto para el Córdoba CF es, pues, de los grandes. Casi tanto como lo era aquel de junio de 1999, que tan bien terminó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios