Córdoba CF

"Tengo que aceptar que no apuesten por mí"

  • Sandoval se despide agradecido a la afición, pero dejando claro que "el problema no ha sido económico"

Sandoval se despide al término de su comparecencia en El Arcángel. Sandoval se despide al término de su comparecencia en El Arcángel.

Sandoval se despide al término de su comparecencia en El Arcángel. / jordi vidal

José Ramón Sandoval se despidió ayer del cordobesismo en una rueda de prensa ofrecida en la sala de prensa de El Arcángel, en la que compareció solo, únicamente arropado por Cristóbal Fuentes -miembro del cuerpo técnico del club- y de Pepillo, el utillero del primer equipo, minutos después de bajar de las oficinas del club. Sandoval fue claro al asegurar que la ruptura en la negociación de su renovación no se había debido a un tema económico, al tiempo que lamentó no entrar en los planes del club, aunque se mostró agradecido con la afición y con la ciudad.

"La única verdad que existe es que Sandoval deja el club porque no entro en la planificación del club y hay que aceptarlo", aseguró el madrileño, que dejó claro su implicación y sus ganas de seguir. "Me he dejado el alma. Seguro que hay mejores entrenadores que yo pero que vivan con la pasión que yo he vivido estos meses va a ser difícil. No se podía conseguir este objetivo de otra manera. Si de algo estoy orgulloso es de haber podido compartir con la afición momentos que jamás se me van a borrar de la cabeza", prosiguió.

Desde el día cero después de la celebración no están convencidos de que sea bueno para su proyecto"

Sandoval fue rotundo al asegurar que "el problema de mi renovación no ha sido económico", lo que no le impidió mostrar "el agradecimiento a las personas que me trajeron aquí, Luis Oliver y Jesús León, que me dieron la oportunidad de vivir esto". Al madrileño se le vio resignado, pues "ahora tengo que aceptar que no apuesten por mí, pero me llevo todo el cariño de la gente de esta ciudad, que es en lo que una persona tiene que ser multimillonario, en cariño".

El ya exentrenador del Córdoba lamentó que "desde el día cero después de la celebración no están convencidos de que sea bueno para su proyecto, luego pueden venir flecos y lo económico, pero si no están convencidos pues ya está, de otra manera yo estaría aquí firmando mi renovación, pero no pasa nada porque si en su día hubiera firmado una renovación automática igual habría sido peor porque ahora habría un contrato de por medio; yo no quiero hipotecar al club, yo quiero estar donde me quieren".

El técnico fue más explícito incluso cuando aseguró que vino "a un enfermo en la UVI y le di mi sangre y ahora me están echando en cara la sangre que he dado, que cada uno juzgue".

El de Humanes dejó claro que le duele marcharse del Córdoba porque sabe que no se va "de un equipo cualquiera, me voy de un equipo que me ha hecho ser más entrenador y más persona y que me ha hecho comprender que en la vida no hay nada perdido", además de desear que "ojalá esta despedida sea para ver a este equipo en Primera División porque es lo que más deseo".

Sobre su futuro, el madrileño reconoció que "en su día hubo ofertas pero no le permití a mi representante escuchar nada porque mi obsesión era el Córdoba. Creo que ahora el mercado está casi cerrado y tiene que haber un encaje de bolillos para que me llegue una oferta", por lo que ahora le toca "ver fútbol y cuando salga una oportunidad intentar transmitir lo que somos capaces de hacer". Visiblemente emocionado, Sandoval comentó para acabar que "espero volver aquí como entrenador, seguro que lo hago con otro equipo porque el fútbol es así y cuando venga intentaré ganar al Córdoba, pero seguro que mi corazón llorará por dentro".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios