Córdoba CF

Trayectoria ascendente, trayectoria decadente

  • En la segunda vuelta, el CCF ha sumado la mitad de todos sus puntos y el Numancia, sólo un cuarto

Íñigo Pérez, con Montoro (Granada). Íñigo Pérez, con Montoro (Granada).

Íñigo Pérez, con Montoro (Granada). / álex cámara

El tercer cuarto de la temporada, ese que sirve para colocarse en el camino de los respectivos objetivos, ha servido para situar al Córdoba en la senda de una permanencia que todavía tendrá que luchar y mantener a su próximo rival, el Numancia, en la batalla por el ascenso, aunque con un panorama menos alentador que el vivido en la primera vuelta.

Con más de medio campeonato sumido en la zona de descenso a Segunda B, el CCF ha reaccionado a tiempo para llegar con opciones al sprint final. Y eso que el arranque de la segunda mitad de la campaña volvió a dejar alguna sombra. Al final, la llegada de José Ramón Sandoval al banquillo ha reactivado al equipo cordobesista, que en las once jornadas ya consumidas desde el paso por el ecuador ha sumado los mismos 16 puntos que en las 21 primeras fechas. Es decir, en el tercer cuarto liguero ha conseguido la mitad de sus 32 puntos, colocándose a apenas cuatro de los puestos de permanencia.

La historia del Numancia es casi al contrario. Después de vivir toda la primera vuelta entre los seis primeros clasificados, con la posibilidad real de aspirar al ascenso directo y convirtiéndose en un clarísimo aspirante al play off tras calcar 18 puntos por cuarto, el tercer examen no ha sido satisfactorio para el cuadro de Jagoba Arrasate. Los rojillos se han quedado en 12 en los once partidos ya agotados de la segunda mitad de la temporada, lo que supone un cuarto de su producción total (48). De esta forma, ahora están fuera de unos puestos de honor que ha ocupado en 19 semanas, en la décima plaza, con un déficit de dos respecto al sexto y de nueve ya con el segundo clasificado.

La clave de esta ligera decadencia está en la falta de victorias a domicilio, que se le siguen resistiendo al Numancia en este 2018, y algún que otro tropiezo en Los Pajaritos -sin ir más lejos el 1-2 con el Zaragoza de hace dos semanas-, algo en lo que ha influido también su falta de gol.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios