córdoba c.f.

Llegará vivo al desenlace final

  • El triunfo ante el Almería y el resto de resultados dan al CCF la opción de depender de sí mismo

  • El partido de Reus no será definitivo, ni para bien ni para mal

Llegará vivo al desenlace final Llegará vivo al desenlace final

Llegará vivo al desenlace final

El Córdoba llegará vivo y con opciones de salvación a la última jornada. Esa es la primera conclusión que deja la resaca de la dulce victoria ante el Almería de los blanquiverdes, que les asegura un pequeño margen de error en Reus, duelo que será importantísimo pero no definitivo, ni para bien ni para mal. Es decir, el conjunto de Sandoval no podrá salvarse matemáticamente aunque logre el triunfo en tierras catalanas, ni tampoco perder la categoría, en caso de derrota.

Y es que si la Liga 1|2|3 estaba apretada en su parte baja, la jornada 40 ha comprimido más aún a los siete equipos que luchan por eludir las dos plazas de descenso que todavía buscan dueño. Cinco puntos hay entre el Barcelona B y el Alcorcón, lo que genera múltiples combinaciones para estas dos jornadas finales, que dejan al Córdoba en una situación relativamente buena, pues depende totalmente de sí mismo para sellar la salvación.

Porque si algo ganó el Córdoba ante el Almería, al margen de tres puntos vitales y el goal average ante un rival directo, es la oportunidad de beneficiarse de los dos duelos directos que habrá en la jornada 41, entre el Almería y el Alcorcón, y el Albacete y el Barcelona B. De ese modo, una victoria cordobesista en el campo del Reus permitiría a los de Sandoval rebasar a uno o dos rivales, lo que le propiciaría un panorama bastante esperanzador de cara al último partido de liga, en el que el Sporting de Gijón visitará El Arcángel.

De la jornada 40, el Córdoba salió bien parado gracias a un triunfo que le permitió igualar a puntos con la salvación, marcada ahora por la Cultural y Deportiva Leonesa, aunque pudo ser mucho mejor de no haber sido por la sorprendente victoria del Alcorcón, la remontada del Nàstic de Tarragona o el renacimiento del Barça B, que es uno más de la pelea después de acumular dos victorias consecutivas. Con todo, volvió a quedar demostrado que más allá de las múltiples cábalas que cada jornada se producen, la única válida es la que introduce como factor invariable la victoria propia. A partir de ahí, el Córdoba siempre podrá mirar con cierto optimismo los resultados ajenos y además en las dos jornadas que restan se eliminará el factor horario, por lo que habrá que comprobar cómo manejan esa incertidumbre algunos equipos.

Porque la presión positiva que acumula el CCF -y que se puede trasladar al Barça B- en este tramo final se puede convertir en todo lo contrario para dos equipos como la Cultural Leonesa o el Albacete, conjuntos que parecían ya fuera de peligro y que ahora tienen un lío mayúsculo, con calendarios además que no favorecen una rápida reacción. Del manejo de la presión por parte de estos dos conjuntos, y de la dramática final entre el Almería y el Alcorcón, pero sobre todo del resultado propio en Reus, dependerá la forma en la que el Córdoba afronte una última jornada a la que, eso sí, llegará vivo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios