Córdoba CF

El Córdoba CF afina los plazos para la vuelta al césped, con el 3 de agosto señalado en rojo

Juan Sabas, durante su primer entrenamiento con el Córdoba CF en la Ciudad Deportiva. Juan Sabas, durante su primer entrenamiento con el Córdoba CF en la Ciudad Deportiva.

Juan Sabas, durante su primer entrenamiento con el Córdoba CF en la Ciudad Deportiva. / Laura Martín

La nueva normalidad en la que ha entrado este jueves el Córdoba CF se ha dejado notar en el trasiego que ya se ha vivido en las oficinas de El Arcángel. El consejo de administración por un lado, la dirección deportiva por otro junto al cuerpo técnico liderado por Juan Sabas, y el resto del personal retomando su labor tras meses en casa obligados por el ERTE presentado en el club como consecuencia de la pandemia del coronavirus.

A pesar de la incertidumbre, más externa que interna, que sigue rodeando al proyecto de Infinity por todos los líos abiertos en los juzgados que no terminan de tener refuerzo legal -luego ya vendrá el trámite con la Real Federación Española de Fútbol para la inscripción de los derechos-, todos en la entidad cordobesista se afanan en construir un plan sólido en lo social, lo económico y, principalmente, lo deportivo.

En esto último, que a fin de cuentas es lo que más interesa al aficionado, ansioso de retomar la costumbre de ver rodar el balón cada semana, la presencia de Sabas ya en la ciudad ha servido para dar un impulso más a la planificación para el curso venidero. De momento, el Córdoba ha marcado una primera fecha en rojo dentro de su particular calendario: el lunes 3 de agosto. Ese día, si nada varía, la plantilla volverá a los entrenamientos.

De hecho, para refrendar esa hoja de ruta, los futbolistas ya han recibido la comunicación perceptiva por parte del club de que la vuelta está prevista entre el 1 y el 5 de agosto, un abanico más amplio por aquello de los pertinentes y ahora más obligados que nunca reconocimientos médicos. De esta manera, finalizado el ERTE en el que también han estado inmersos y en pleno proceso de desescalada en el país, podrán disfrutar durante el mes de julio de sus vacaciones.

El mensaje, seguramente por aquello de curarse en salud, no ha sido trasladado únicamente a los miembros de la primera plantilla, sino también a algunos de los futuros componentes del Córdoba B. Sabida es la idea que maneja la cúpula directiva de esperar a la disputa del play off y la conclusión de la campaña 19-20 para poder aspirar a firmar jugadores de "primer nivel", lo que a buen seguro obligará a Sabas a trabajar en los primeros días con un nutrido grupo de jóvenes a la espera de que la plantilla se cierre por completo.

Una pretemporada de más de dos meses

Ese planteamiento no choca con el objetivo del club de llegar al inicio de la competición, fijado inicialmente para mediados de octubre pero aún a la espera de ser confirmado por la RFEF -seguramente eso ocurrirá en la Asamblea de finales de julio-, "muy fuerte". "Sabemos que va a ser una campaña de menos jornadas y no podemos esperar a los últimos momentos para recuperar lo perdido, por lo que cuanto más fuerte empecemos, mejor. Y para eso necesitamos hacer una pretemporada importante", señaló hace unos días el consejero delegado del Córdoba, Javier González Calvo, que mantiene la hoja de ruta prevista.

Y esa pasa, por ahora, por mantener la cautela y en la sombra todo el trabajo ya realizado, que no es poco. El visto bueno del presupuesto que debe dar aún Infinity desde Bahréin será el pistoletazo de salida, en los próximos días, de un proyecto que ya ha empezado a andar con reuniones entre cuatro paredes y que tiene una primera fecha señalada en rojo: 3 de agosto. Ese día, la pesadilla del covid-19 quedará atrás, en parte, porque los jugadores del Córdoba volverán a vestirse de corto para pisar el césped.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios