municipal | balance de tres años de mandato

Un punto de inflexión

  • La cercanía electoral marca de manera significativa el momento actual del cogobierno, al que se llega con la gestión estancada y los problemas de personal al alza. Ya nada será como hasta ahora porque las estrategias primarána favor en contra

Isabel Ambrosio y Pedro García. Isabel Ambrosio y Pedro García.

Isabel Ambrosio y Pedro García.

Comentarios 1

Aunque la política nacional esté copando la actualidad en unas semanas frenéticas, estos días también se cumplen tres años de una efemérides local, la toma de posesión de Isabel Ambrosio como alcaldesa y el inicio del cogobierno de PSOE e IU en Capitulares. Fue el 13 de junio de 2015 y toca hacer balance de estos tres años en un momento en el que no sólo es clave todo lo que ocurre a nivel nacional, sino que aquí todos los partidos juegan ya sus cartas a menos de un año de las elecciones. A modo de resumen general se puede decir que tras un arranque bastante errático y salpicado de polémicas del primer año, el cogobierno pasó a cierta estabilidad en el segundo, pero se ha estancado en la falta de gestión en estos últimos 12 meses con la agravante de que a ciertos sectores se les empieza a agotar la paciencia. El área de Personal y la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) son las más afectadas por la ausencia de gestión, lo que está provocando quejas y hasta plantes -como el caso de la Policía Local y Bomberos- que han provocado los momentos más críticos en el cogobierno. Los proyectos siguen sin salir y sin proyectarse nuevos y poco tiempo queda ya para presentarse con argumentos a las elecciones. Precisamente ese será el punto de inflexión, la convocatoria electoral determina ya todas las estrategias. El balance de estos tres ejercicios es el siguiente.

Personal

La falta de plantilla es hoy por hoy el gran problema del cogobierno y no será porque no hay concejales que lo llevan advirtiendo desde el principio del mandato, como es el caso del teniente de alcalde de Seguridad, Emilio Aumente. Aunque siempre se ha echado la culpa a la ley de racionalización local, lo cierto es que el Ayuntamiento tiene una tasa de reposición del cien por cien en servicios esenciales -como es el caso de Policía y Bomberos- desde hace varios años, el problema es que en este tiempo no se ha desarrollado una oferta de empleo en este área de calado. La consecuencia, los agentes y los efectivos se han plantado y han generado graves consecuencias en un mes como el Mayo Festivo. Hasta tal punto llegó la cosa que Aumente amenazó con dimitir, un intento que después quedó en nada tras el compromiso de la alcaldesa de dotar al área de más personal.

La situación, sin embargo, no parece que pueda cambiar a corto plazo porque la gestión está bastante enquistada en el departamento de Recursos Humanos, dirigida por el concejal socialista David Luque. Además de policía y bomberos hay otros trabajadores que reclaman mejoras y más plantilla y que han mostrado ya sus quejas por que el Ayuntamiento haya negociado sólo con determinados colectivos. La negociación del convenio general se sigue quedando pendiente, al igual que el resto de problemas que llegan a Recursos Humanos.

Movilidad

El área de Movilidad sigue marcada por los grandes anuncios que no llegan. Ni se ha acometido la segunda fase de Capitulares, que seguramente se quede como está, ni el plan en Ciudad Jardín, donde sólo se han cambiado de orden aparcamientos en Gran Vía Parque, ni tampoco se han sacado del casco histórico los autobuses de gran tonelaje. Todo eso se prometió hace tiempo, algunas cuestiones desde el inicio del mandato, y aún siguen dando que hablar. Tampoco ha habido nuevos proyectos en este área, pendiente de revisar el plan de aparcamientos, entre otras cuestiones. Y las únicas propuestas -como la posibilidad de restringir al tráfico Ronda de los Tejares- fue desmentida a las pocas horas.

En el caso de Aucorsa parece que al menos se ha logrado la estabilidad social con una plantilla más calmada tras los sonados enfrentamientos con el gerente de la empresa, Juan Antonio Cebrián. La renovación de la flota se ha extendido igualmente más de lo necesario aunque parece que se ha llegado prácticamente al paso final para que los vehículos propulsados por gas sean una realidad. En cuanto a los proyectos que dependen de otras administraciones, todavía no se sabe cuándo entrará en funcionamiento el Cercanías y la situación puede complicarse por el relevo en el Gobierno. Hay otro asunto, como el plan de movilidad en el Hospital Reina Sofía que no se ha entendido muy bien que se lidere desde el Ayuntamiento. El documento propone que se pague una tarifa plana diaria y otras remodelaciones que tienen que ver tanto con Aucorsa como con la red de transporte metropolitano. No parece, sin embargo, que se vayan a meter en este jardín con unas elecciones a la vista.

Proyectos

Si Córdoba tiene cierto don para ralentizar proyectos, este cogobierno ha contribuido de manera decisiva a subir la media. La alcaldesa, Isabel Ambrosio, se conformó con culminar los asuntos pendientes y heredados del PP en este mandato en lugar de presentar nuevos, pero tampoco lo ha logrado. Lo pendiente, sigue estando. Véase: el Centro de Exposiciones, Ferias y Convenciones del Parque Joyero, la escuela de Magisterio, el convento Regina, la segunda fase de rehabilitación del Templo Romano, el hotel en El Arcángel...

Para colmo, los anuncios de Ambrosio tampoco se han cumplido, como el de la incubadora de empresas de biotecnología, que por el momento se ha quedado sin los dos millones de euros de financiación europea pese al anuncio que se impulsó desde Alcaldía con la implicación del Hospital Reina Sofía o la Universidad, entre otros.

Como punto positivo, ya se ha puesto en marcha, por fin, el Open Future con ocho empresas y se ha estabilizado la situación en el parque tecnológico Rabanales 21.

Urbanismo

La Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU), va a ralentí y los empresarios ya han dado la voz de alarma ya que, mientras que la situación económica mejora, se encuentran con las trabas burocráticas. La puesta en marcha de una ordenanza que impulse las declaraciones responsables ha abierto una brecha entre PSOE e IU, que han ido por su cuenta en la búsqueda de soluciones. Los empresarios ya no se están callando y, además, incrementan las críticas.

En la parte positiva, la Gerencia ha iniciado el proceso para que algunas parcelas puedan tener servicios básicos como la luz y el agua, una vez que la Junta de Andalucía ha aprobado una modificación en la Ley de Ordenación Urbana (LOUA). En otros asuntos pendientes, se han ido dando pasos y anuncios pero la situación siguen estancada.

Turismo

Hasta el turismo se ha torcido en este cogobierno. La gallina de los huevos de oro lleva todo este ejercicio dando muestras de agotamiento con una caída paulatina que ha encendido la voz de alarma. Con el Instituto Municipal de Turismo (Imtur) ya constituido, este organismo tiene muchas tareas que hacer, desde analizar la supuesta problemática de las viviendas turísticas a enfocar una promoción seria que sitúe a Córdoba en el mercado internacional. La más que probable designación de Medina Azahara como patrimonio mundial puede ser un aliado si se gestiona de manera responsable.

Por otra parte, tres prórrogas se han pedido ya del Plan Turístico de Grandes Ciudades y aún está sin concluir con proyectos como el convento Regina o el Templo Romano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios